La enésima complicidad del PNV con la banda terrorista ETA. El descrédito de Amnistía Internacional.

Hace ya unos cuantos años que dejé de creer en los informes de Amnistía Internacional, tras leer los referidos a España. Hoy el Parlamento Autonómico del País Vasco “ha aprobado una iniciativa en la que acusa al Gobierno central de ‘amparar sin excepción’ y de forma ‘sistemática’ a las fuerzas policiales ante las denuncias de torturas o malos tratos de detenidos, y le pide que cese en la concesión de indultos a agentes condenados por ello”.

Wikiquote Xabier Arzalluz

“No conozco de ningún pueblo que haya alcanzado su liberación sin que unos arreen y otros discutan. Unos sacuden el árbol, pero sin romperlo, para que caigan las nueces, y otros las recogen para repartirlas.”

concalma Carta abierta a Amnistía Internacional  27.05.2004

Att. AMNISTÍA INTERNACIONAL
C/ Fernando VI, Nº 8
MADRID 28.004

27 de mayo de 2004
Muy señores míos:

Soy un ardiente defensor de los derechos humanos. Por eso mismo defiendo que lo que sucede en el País Vasco, donde se viola sistemáticamente por parte de ETA y su entorno la lista completa de los derechos humanos, debe ser tratado con todo rigor. Rigor que Amnistía Internacional en absoluto ha demostrado en su Informe Anual 2004 (relativo al año 2003. Publicado en Internet). El tratamiento de esta cuestión genera no sólo asombro, sino también graves dudas respecto a la capacidad o independencia de AI.

Su informe de 2004 dice expresamente:

“Una serie de incidentes, relacionados sobre todo con el País Vasco, plantearon nuevas amenazas para la libertad de expresión y de reunión. La muerte a tiros en un atentado de ETA de Joseba Pagazaurtundua, militante del Partido Socialista, en febrero, en el periodo previo a las elecciones municipales, constituyó un claro ataque a estas libertades y al derecho a la vida. Las tensiones constantes que rodearon las elecciones se debieron parcialmente a la anulación del gobierno y del fiscal de 249 listas de candidatos, con el argumento de que incluían nombres de personas vinculadas a ETA y a la coalición nacionalista vasca Batasuna. Ésta había sido oficialmente prohibida en marzo por su presunta vinculación con ETA, de la que se consideraba parte integrante, acusación que los miembros de Batasuna siempre negaron.”

1º.-  Es simplemente falso que el Gobierno o el fiscal anularan lista electoral alguna. Fue el Tribunal Supremo, con Sentencia confirmada por el Tribunal Constitucional, quien las declaró ilegales. Esta falta de rigor en el planteamiento de un asunto de tanta trascendencia pone en cuestión la capacidad o independencia de Amnistía Internacional.

2º.-    El argumento para la ilegalización de las listas electorales que a juicio de los tribunales eran continuación de Batasuna, no fue sólo la inclusión de nombres de personas vinculadas a ETA. Ese fue un elemento que venía acompañado de otras pruebas: el modo en el que se habían constituido dichas listas, documentación intervenida por la policía, declaraciones, etc. Las resoluciones al respecto son públicas y AI debería conocerlas. Nuevamente se trata de afirmaciones sin rigor alguno que ponen en cuestión bien su independencia, bien su capacidad, bien ambas cosas.

3º.-    Frente a lo dicho en su informe, la ilegalización de Batasuna no se produjo por su “presunta” vinculación con ETA, sino por su efectiva vinculación con ETA. Esta vinculación se ha considerado acreditada por el Tribunal Supremo en Sentencia confirmada por el Tribunal Constitucional, contando con un acervo probatorio realmente apabullante.

4º.-    Por otro lado, no fue sólo la vinculación con ETA lo que llevó a su ilegalización. Otros muchas causas determinaron la ilegalización de HB/EH/Batasuna:

  1. dar apoyo político expreso o tácito al terrorismo,
  2. acompañar la acción de la violencia con programas y actuaciones que fomentan una cultura de enfrentamiento y confrontación civil ligada al terrorismo, que persiguen intimidar, hacer desistir, neutralizar o aislar socialmente a quienes se oponen a la misma,
  3. no condenar los atentados, etc.

Por otro lado, omitir en su informe que la ilegalización de Batasuna se llevó a cabo por el Tribunal Supremo y que ha sido confirmada por el Tribunal Constitucional es, simplemente, escandaloso. También en este punto AI demuestra una preocupante falta del más mínimo rigor exigible a una asociación que se pronuncia sobre temas tan serios como estos.

5º.-    Dado que en su informe tienen a bien destacar las manifestaciones de los miembros de Batasuna negando su vinculación con ETA, no habría estado de más para mostrar la mínima objetividad exigible destacar, al menos:

  1. El altísimo porcentaje de miembros de Batasuna que han militado en ETA,
  2. Cómo está documentalmente acreditado que Herri Batasuna estaba representada en las reuniones con KAS y ETA y que se impartía a dicha formación instrucciones de cómo debía actuar en coordinación con ETA,
  3. Cómo Batasuna/HB/EH nunca ha sancionado a ninguno de sus múltiples miembros condenados por pertenencia a ETA,
  4. Cómo en los ayuntamientos en los que gobernaba HB/EH/Batasuan se colgaban los carteles de los presos a modo de homenaje a los terroristas,
  5. cómo se declaraba a estos mismos terroristas “hijos predilectos” de esos ayuntamientos,
  6. cómo el líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, condenado anteriormente por su pertenencia a ETA, refiriéndose a cuatro terroristas que murieron al explotarles la bomba que pretendían colocar, habló de “compañeros” y “patriotas”,
  7. cómo este mismo líder gritó en un mitin un clarísimo “Gora (viva) ETA” el 31 de marzo en San Juan de Luz en Francia.

Aportar estos datos habría dado no sólo una visión más completa a los lectores de su informe, sino que habría sido un detalle para con las centenas de asesinados, las decenas de miles de víctimas y amenazados que conocen bien los vínculos entre ETA y Batasuna, personas todas ellas que ven cercenados sus derechos humanos y que se supone deberían ser objeto del amparo de AI.

6º.-    Por último, deberían saber que las tensiones en la sociedad no se deben a quienes hacen cumplir la Ley, sino a quien se niega a su cumplimiento. Sobre todo si se hace desde la tolerancia, apoyo o colaboración con el terrorismo. Por eso sorprende que digan “Las tensiones constantes que rodearon las elecciones se debieron parcialmente a la anulación del gobierno y del fiscal de 249 listas de candidatos”.

Continúan diciendo en su informe:

“En febrero, un juez de la Audiencia Nacional ordenó, en aplicación de la Ley Antiterrorista, el cierre cautelar del único periódico publicado enteramente en lengua vasca, Euskaldunon Egunkaria, y la detención de 10 personas relacionadas con él. Fue una medida que, al parecer, tuvo negativas consecuencias para la libertad de expresión.”

1º.-    ¿Al parecer?, ¿al parecer de quién tuvo esta medida consecuencias negativas para la libertad de expresión?, ¿para Amnistía Internacional? Resulta complicado entender cómo una medida legal en una operación antiterrorista, tomada por un juez que disfruta de todas las garantías para su independencia, puede tener consecuencias negativas para la libertad de expresión. Sin duda todo lo que sea perseguir con la Ley en la mano y las garantías democráticas al terrorismo y el entramado económico y político que lo sostiene debería ser positivo para la libertad de expresión. En cualquier caso, tampoco resulta un ejemplo de rigor señalar que “parece que…” sin identificar a quién, ni por qué se lo parece.

2º.-    Tampoco demuestran mucho rigor al decir en su informe que el cierre se produjo en aplicación de la Ley Antiterrorista. Se produjo en una operación antiterrorista y por aplicación del Código penal, lo que es muy diferente.

3º.-    Dado que se informa sobre el cierre de Egunkaria y se señala que parece que tuvo negativas consecuencias para la libertad de expresión, parecería que el rigor obligaba a presentar el asunto de manera un poco más completa, señalando a su vez que “Egunkaria” aparecía en diez documentos intervenidos a ETA, que ETA le había asignado un código expreso en sus claves tanto en el proyecto UDALETXE de financiación de la banda terrorista, como en las claves de las organizaciones que conforman el entramado ETA/KAS, y que, además, consta acreditado documentalmente que los deseos de ETA sobre el nombramiento de directivos en Egunkaria pasaban a convertirse en realidad. Esto habría sido tratar con rigor este delicado asunto por parte de AI.

Continuando con su informe podemos leer:

“Durante todo el año existió cierta confusión en torno a la legitimidad de las manifestaciones políticas, así como preocupación por los intentos de reprimir la expresión de sentimientos nacionalistas con el argumento de que equivalían a apoyar a grupos armados como ETA”.

1º.-    No parece tampoco demasiado riguroso afirmar que existió “cierta confusión” y no explicitar en qué consistió esa confusión, sobre todo cuando toda expresión política es totalmente permitida en España. Evidentemente, eso no significa que no pueda ser sometida a crítica. No estaría de más conocer en qué casos concretos se produjo esa supuesta “cierta confusión”.

2º.-    Es absolutamente falso que se hayan reprimido sentimientos nacionalistas por hacerlos equivalentes al apoyo a grupos armados. Esta afirmación está carente de cualquier tipo de apoyo fáctico y es vergonzoso que una asociación que tiene como objetivo principal la defensa de los derechos humanos haga estas manifestaciones cuando se decide hacer frente desde el Estado de Derecho a organización de corte totalitario que lleva años mutilando los derechos humanos en Euskadi y en el resto de España.

Las organizaciones ilegalizadas lo han sido en virtud de una Ley plenamente constitucional que establecía como causa de ilegalización, entre otras, dar cobertura o apoyo político a los grupos terroristas, colaborando a generar un clima de coacción y deterioro democrático. Diversos partidos y coaliciones nacionalistas han expresado sus opiniones sin ser ilegalizados. Desde Aralar, hasta PNV, pasando por Nafarroa Bai y Amnistía Internacional debería saberlo.

Una afirmación semejante en boca de Amnistía Internacional tiene una enorme gravedad y no responde a los mínimos parámetros de rigor que deberían guiar su actuación.

Por último, no deja de ser desolador que tras dedicar tanto espacio a los temas anteriores, tratándolos además con una preocupante falta de rigor, despache con dos breves y asépticas líneas la coacción sistemática que decenas de miles de personas sufren en el País Vasco a manos no sólo de ETA, sino de todo su entorno. En el apartado homicidios cometidos por ETA cita el asesinato del sargento de Andoáin, Joseba Pagazaurtundua, pero no cita siquiera su informe a Bonifacio Martín Hernando y Julián Embid Luna, policías nacionales asesinados en Sangüesa, Navarra, el 30 de mayo de 2003: ¡¿acaso no se les cercenaron de raíz sus derechos humanos?!

Los últimos cálculos realizados por Gesto por La Paz, estiman en cuarenta y dos mil las personas directamente amenazadas. Decenas o cientos de miles de personas han tenido que abandonar Euskadi por causa directa o indirecta de ETA y la coacción, toda la oposición, los periodistas no nacionalistas, los jueces, los líderes de las asociaciones cívicas y profesores constitucionalistas, los empresarios que se niegan a pagar la extorsión mafioso – terrorista, van con escolta. Pero nada de esto se refleja en su informe. Ningún comentario hacia la labor del entorno de ETA en el conglomerado de coacción que sufrimos, lo que es tanto como no hablar del partido nazi en la Alemania de 1936, limitando las críticas a las SS.

Sin duda el informe de 2004 (referido al año 2003) de Amnistía Internacional en lo referente a la situación en el País Vasco no tiene el más mínimo rigor, inclina el fiel de la balanza hacia quienes precisamente quiebran los derechos humanos de miles y miles de personas, deja desamparados precisamente a quienes de forma masiva sufren la amenaza y la coacción, no aporta datos fundamentales y es un magnífico ejemplo de propaganda o incapacidad, que daña gravemente y de manera global la credibilidad de la asociación.

Espero sinceramente una rectificación pública, urgente y con la máxima difusión en medios. En caso contrario Amnistía Internacional, para mí, habrá perdido toda su credibilidad, procederé a darme de baja como socio y a sugerir a las personas allegadas que tomen la misma decisión.

En espera de su respuesta, atentamente,

concalma – 27-05-04

Acerca de maty
Nauscopio Scipiorum

4 Responses to La enésima complicidad del PNV con la banda terrorista ETA. El descrédito de Amnistía Internacional.

  1. maty dice:

    ABC.es La protesta cansada, Ignacio Camacho

    QUIZÁ resulte doloroso de admitir, pero las movilizaciones populares contra ETA han decrecido en participación de manera ostensible. La respuesta al asesinato del guardia Juan Manuel Piñuel ha sido, con contadas excepciones de rabia y coraje, mucho menos activa de lo que cabía esperar ante la evidencia de un nuevo frente de dolor y de sangre. Es perceptible una patente falta de convicción, una desmotivada abulia en la reacción ciudadana, como si hubiésemos perdido la costumbre de la rebeldía ante el terror. Si se debe al cansancio, malo, porque está claro que los terroristas no se han cansado de matar; pero probablemente se trate de algo peor, de un síntoma más peligroso: la apatía generada en el cuerpo social por cuatro años de negociaciones, torpezas, titubeos, polémicas y consensos rotos.

    Todavía no nos hemos hecho una idea cierta del daño profundo que ha producido esa legislatura de mentiras y desencuentros. Por un lado, la ruptura de la unidad antiterrorista ha desmovilizado a la gente, que no se fía del clima de recomposición artificial esbozado por una clase política en la que aún reina la desconfianza mutua. Por otra parte, el malhadado acercamiento de Zapatero a ETA ha hecho perder a muchos ciudadanos la fe en la utilidad de su protesta. ¿Para qué voy a protestar yo, se preguntan, si a la primera oportunidad que tenga el Gobierno puede volver a sentarse a negociar con los asesinos pasándose por el forro mi queja?

    El resultado de esa doble duda es un ánimo desfondado, un escepticismo intenso que ha hecho retroceder el vigor moral de la sociedad española frente al terrorismo muchos más años de los que se han perdido en el último mandato. La creación de un espíritu colectivo de resistencia costó muchos muertos y mucho sufrimiento, pero han bastado unos pocos errores, unos cuantos pasos mal dados para sembrar el recelo y la desmotivación. Los políticos tienden a creer que el pueblo sigue sin chistar sus ritmos de conveniencia, bailando alegremente un rigodón de acercamientos y lejanías al compás que marcan las consignas de la retórica partidista, pero los estados de opinión pública tardan mucho en cuajar y más aún en desvanecerse. Y aunque ahora la dirigencia pública esté dando aceptables muestras de responsabilidad, hace falta mucho más recorrido para que la ciudadanía interiorice de nuevo la existencia real de un clima de firmeza y se convenza de que el Estado no va a tirar a la basura su compromiso de entereza.

    Recuperar la confianza popular y sacudir la desmoralización no va a ser fácil. Requiere una actitud muy sincera y una determinación muy explícita por parte de la clase dirigente. Y cada vacilación, cada gesto de ambigüedad, cada contradicción, no hará más que ahondar la fosa de confusión y suspicacia que han cavado los malditos cuatro años de marcha atrás. El problema de los políticos es que cuando salen a la calle, no miran a la gente más que para pedirle el voto. Y en estos días de concentraciones de duelo ni siquiera vuelven la cabeza para ver quién les acompaña. Si lo hiciesen se darían cuenta de que se han quedado mucho más solos.

  2. Los verdaderos terroristas están en la cima del poder mundial, inventan fronteras y territorios para dividir a la población.

    Provocan el desplazamiento de millones de personas, pobreza, hambre, guerras, genocidios, desigualdades sociales.

    El pequeño terrorismo, tolerado y manipulado por el Estado sirve de distracción nacional.

    Quien se sienta dueño de una tierra es prisionero de sus propias fronteras.

    Una vez que comprendamos el concepto de un mundo sin fronteras, sin países, nos sentiremos verdaderamente libres.

  3. hp dice:

    No lo habia leido, pero me parece un insulto. AI dice que no hay libertades debido a ETA, hasta ahi bien. Y para el resto, se tira al monte a justificarlos: Es la defensa de que la culpa la tiene la violada. Con el mismo razonamiento, en Sudan, la culpa la tienen los cientos de miles de asesinados en Darfur. El holocausto asimismo seria culpa de los judios, porque claro, si no fueran judios, no habria existido Hitler.

    Me gustaria saber quien esta ahi redactando/aprobando esos informes, esta claro que es uno de los fascistas que tienen amedrentados el Pais Vasco con sus bandas de jovenes pro-nazis (kale borroka en vasco🙂 ). Habiendo estado Josu Ternera en la comision de derechos humanos, no seria de extranyar.

    Pobre AI, quien te ha visto y quien te ve.

  4. maty dice:

    menéame -> EUROPA PRESS Amnistía Internacional rechaza llamar a ETA grupo terrorista

    El presidente de la sección española de Amnistía Internacional (AI), Alfonso López Borgóñez, ha explicado que su organización no considera a ETA una banda terrorista porque, según ha dicho, no existe un acuerdo internacional sobre la definición del concepto de terrorismo.

    Además se ha mostrado a favor de un acercamiento de presos etarras a cárceles vascas cuando los internos lo soliciten de manera individual y ha abogado por que se investiguen lo que ha denominado como “violaciones de derechos humanos” por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

    “No podemos definir como terrorista a este grupo ni a ningún otro porque nos falta ese elemento común global de posibilidad de definir a la gente como terrorista. No es culpa de Amnistía, sino en todo caso, de la gente que no se pone de acuerdo en la definición”, ha explicado López Borgóñez durante su participación en el Foro de la Nueva Sociedad (Nueva Economía Fórum)…

"Age quod agis et bene agis" - Hagas lo que hagas, hazlo bien

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s