Tuenti tú, Tuenti yo => Filtros antipublicidad nauscópicos

Hace tiempo que tengo pendiente acceder a la red social Tuenti, pero se necesita invitación. Hoy Enrique Dans ha llamado poderosamente mi atención.

Tuenti

Agradecería que alguien me invitase. Para acceder utilizaré una de mis numerosas cuentas de correo que no son públicas y otro apodo.

 

Enrique Dans Tuenti, en el Business Week

El artículo sitúa a Tuenti como líder claro con 5.1 millones de usuarios únicos y frente a los 3.5 de Facebook, con una facturación en su año de pruebas de entre seiscientos y setecientos mil euros, y con una previsión de multiplicar por diez en este año 2009, gracias fundamentalmente a un sistema de publicidad del que ya hemos hablado anteriormente y que le permite alcanzar fastuosas tasas de clickthrough de en torno al 40%, frente a las cifras habituales del típico banner que se han mantenido históricamente bastante por debajo del 1% (y aún menor en el caso de redes sociales, en donde el usuario, simplemente, “está a otra cosa”)

 

Wikipedia ES Proporción de clics

En publicidad, la Proporción de clics, Tasa de Pulsación Pasante o ratio de cliqueo (en inglés click through ratio, abreviado CTR) es un indicador para medir la eficacia de una campaña de publicidad online. La proporción de clics se obtiene dividiendo el número de usuarios que pulsaron una pieza publicitaria banner por el número de impresiones mostradas de la misma, expresado en tanto por ciento.

Futuribles para Blogs, Redes sociales, Enlaces y Publicidad

Mientras termino de pulir algunas cosillas, os recomiendo la lectura de las siguientes anotaciones y sus correspondientes comentarios.

Recuerdos del día de mañana La muerte de la era blog

La muerte de los blogs sobrevendrá porque las herramientas actuales han tomado parte de su viralidad, de su conectividad, de su posibilidad de generación de opinión, incluso de parte de su activismo, para manejarlo de otra manera quizás de forma aún más rápida como Twitter, quizás para embadurnarlo de otras utilidades anexas que, al final, no dejan de ser más que pequeñas tonterías, como Facebook, Linkedin o la miriada de redes sociales existentes…

Reflexiones e irreflexiones ¿Por qué no enlazamos?

La media de enlaces por entrada bitacorera sería de 0.17 en USA, 0.12 en Alemania, 0.09 en Gran Bretaña, 0.08 en Francia, 0.06 en España y 0.05 en Italia.

Si hacemos la cuenta, quiere decir que se pone un enlace por cada cinco entradas bitacoreras en USA, mientras que en España harían falta un número de alrededor de 15 entradas para que aparezca un enlace

Daboblog $ /* Bye bye Facebook */ rm -rf mi_facebook | etc/init.d twitter stop.

Sí amigos, efectivamente acabo de borrar mi cuenta de Facebook y pongo en barbecho por segunda ¿y última vez? la de Twitter, año nuevo, planteamientos nuevos…

Twitter, se había convertido básicamente en un medio de “autobombo” absurdo sobre lo que publico en alguna de mis webs y para eso están mis RSS y ese marcador de Firefox que algunos me tenéis guardado -;)

Facebook, más de lo mismo, si quiero compartir alguna foto tengo mis galerías, este blog, etc, etc. Mis colegas ya saben cómo encontrarme y si alguno está muy interesado, Google hace esa labor de una forma más sencilla

Kriptópolis Publicidad en Internet… y agricultura

Hace años, la simple exposición de un anuncio (denominada pomposamente «impresión») generaba una ganancia -aunque fuera mínima- para el creador de los contenidos. Después, los vivales de turno inventaron el pago por click, un robo a mano armada en el que el webmaster sólo cobra por aquellos anuncios en que el usuario hace clic…

Pero eso no es suficiente. Algunos de estos e-explotadores se están atreviendo con la tercera fase: el blogger sólo cobra por aquellos anuncios exhibidos, cliqueados y que además generan una compra confirmada

De este modo, simple pero generalmente aceptado, los blogs pierden la partida publicitaria frente a los medios tradicionales, a la vez que generan abundantes ingresos para los intermediarios.

Incognitosis ¿Es rentable la publicidad online?

A partir de ahí nos encontramos con medidas absolutamente vergonzosas para conseguir la atención del usuario: formatos como los interstitial (esos que antes de mostrarte el artículo al que quieres ir te muestran una pantalla entera del navegador con el anuncio en cuestión), los pop-ups incontrolables (al menos, eso querrían ellos) o los anuncios que se muestran sí o sí y tapan todo o parte del artículo y que tienen muy pequeñito el botón (cruz) de cierre, de forma que no podamos quitarlos fácilmente…