Vete pa’Madrí. Continúa el declive del mercado laboral catalán de profesionales cualificados.

La realidad es tozuda, pero no importa a los políticos ni a la sociedad catalana, inmersa en el discurso identitario. Así nos va y peor que nos irá a partir del cambio de ciclo de la economía española. ¿Para qué ha servido la capacidad de gestión autonómica? Para bien poco en Cataluña, a diferencia del resto de España.

Sin embargo, la sociedad catalana lleva décadas premiando a los malos gestores, anteponiendo el sectarismo a cualquier otra consideración. El último ejemplo, el congreso de Ciutadans/Ciudadanos.

 

LA VANGUARDIA Catalunya pierde empleo cualificado con 13.200 puestos destruidos en el 2006

Leer más de esta entrada