El fundamentalismo reduccionista de la contra-democracia española

Ciudadanos en la Red La perversión de la democracia  por Biante de Priena

anotación dedicada al nacionalista “humorista” Xavier Caballé

«La democracia es fundamentalista; perniciosamente fundamentalista. ¿Por qué? Porque influye en todos nuestros comportamientos sin que nosotros nos demos cuenta de sus trampas. Pero esto tiene mal remedio, pues la gente, en general, también es fundamentalista.» Gustavo Bueno dixit

 

El ciudadano español medio considera que un proceso político es democrático siempre que se pueda elegir por medio de votación entre diversas opciones a sus representantes políticos, y que esto se pueda hacer con cierta periodicidad, manteniéndose un nivel aceptable en la libertad de expresión de los actores.

Sin embargo, el ritual de las urnas es exclusivamente la foto finish de un largo proceso del que desconocemos los elementos más importantes. Votar cada cuatro años es un acto de democracia consumista, que se asemeja al “fast food”, al “pret-a-porter”, o simplemente un “quicky” o polvo rápido (“kiki”). El ciudadano consume así la política que le ofrecen como la única posible.

…El proceso de la contra-democracia política que vivimos en España, consiste en alejar progresivamente las decisiones últimas de los ciudadanos, y aproximarlas a los grupos de poder o a los líderes autoritarios. La antológica definición del sufragio libre y directo, de “un ciudadano, un voto”, se está quedando poco a poco en: “un político, un coto.

«La soberanía de los ciudadanos es suplantada por la soberanía de los políticos. Son los políticos los que deciden los candidatos, no los ciudadanos, que solo pueden suscribir o no las candidaturas en las urnas.» Juan Pablo Mañueco dixit

Ciutadans / Ciudadanos. Causas de un FRACASO anunciado: AUSENCIA DE DEMOCRACIA INTERNA, como en el resto de la PARTITOCRACIA.

Ciudadano Ubú Las selecciones municipales

La ausencia de expansión del partido al ámbito nacional, que fue la opción del congreso de Bellaterra, no fue respetada por los dirigentes del partido, argumentando que se podrían infiltrar grupos organizados; y paradójicamente, lo que han hecho es permitir la entrada de grupos organizados, del PSC, del PP y de CIU, en las candidaturas de las municipales.

En algunos casos desplazando incluso a los militantes de Ciutadans.

La razón fundamental del fracaso se debe a la impericia y la inexperiencia de nuestros dirigentes, que han permitido que se cometan numerosas irregularidades en la confección de las listas electorales, produciéndose además estrategias de contención del crecimiento para tener un mayor control de las agrupaciones de cara a las municipales.

Se ha entrado en un proceso de selección de candidatos afines, que han desplazado, por ejemplo a los militantes que habían conseguido los mejores resultados el pasado 1-N, en Cerdanyola, donde lo han conseguido (y se ha descendido un 40 % de votos) y en Ripollet, lo han intentado, sin conseguirlo (y se ha descendido tan solo un 4 % en los votos), lo que parece decir que donde la democracia ha fluido, las cosas han funcionado mejor

Leer más de esta entrada