Ignacio Uría Mendizábal, ciudadano español asesinado por ETA. Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo (2000)

Y la sangría continúa, con la connivencia, pasada y presente, de muchos.

Algunos llevamos años en la misma posición, defendiendo lo pactado en el año 2000, mientras que otros, demasiados, han mirado para otro lado cuando el gobierno del PSOE de Zapatero lo incumplía sistemáticamente, incluso en el momento de la firma, con el PSE-PSOE negociando con ETA a espaldas del gobierno de entonces.

En la pasada legislatura, el PSOE de Zapatero no dudó en incumplir lo pactado, como cualquier persona de buena fe puede verificar por sí misma.

Nuevamente se mirará para otro lado, permitiendo que el PCTV y ANV sigan cobrando de los presupuestos públicos.

Yo tengo la conciencia tranquila ¿y tú?

 

EUROPA PRESS ETA mata a tiros a un empresario en la localidad guipuzcoana de Azpeitia

Ignacio Uría MendizábalETA ha asesinado a tiros, sobre la una y cinco de la tarde en Azpeitia (Guipuzcoa), a Ignacio Uría Mendizábal, de 70 años de edad, propietario de la empresa Altuna y Uria. El empresario residía muy cerca del lugar en el que fue asesinado, la Plaza Loyola del municipio, y acababa de abandonar su domicilio en el momento de los hechos. Estaba casado y tenía cinco hijos, tres varones y dos mujeres.

 

Scriptor.org Eta mata de nuevo: hoy al empresario vasco Ignacio Uría. No hay excusas para el silencio cívico

…Pero conste que no es el silencio inexcusable de quienes piensan que ya habrá “otros” que se encarguen de tratar de este asunto, porque piensan que su sección o especialidad periodística, o bloguera, “lo suyo” es muy específico, y no tiene que ver con un asesinato de Eta, incluso cuando se trata de asuntos profesionales de comunicación pública. Ni es el silencio de quienes se escudan pensando que al hablar de este nuevo e inhumano asesinato a sagre fría se hace el juego a Eta.

Me parece que estos últimos silencios, a veces ensordecedores y clamorosos, no son humana ni cívicamente justos: porque no sólo somos “profesionales” de esto o aquello. Antes, primero, somos personas, y enseguida, ciudadanos. Y luego, profesionales de esto o aquello.

No cabe el silencio ante el asesinato terrorista. Como personas y ciudadanos, no podemos acostumbrarnos al asesinato presuntamente “político”. Entre otras cosas, eso sería un desprecio a la política genuina.

ETA FUERA de las INSTITUCIONES, PLATAFORMA LIBERTAD

Leer más de esta entrada