La estupidez de no pagar la hipoteca y seguir viviendo en España

Estos años, en la calle, todos sabían más que yo. Ni puñetero caso, oiga, cuando les advertía que no era momento de hipotecarse. O de reunificación de deudas.

Más aún, con las negrísimas perspectivas para la economía española y la escasa bajada de precios en el sector inmobiliario (sostenido por los bancos porque les sale más a cuenta que la morosidad, con el Banco de España mirando para otro lado), lo mejor por ahora son viviendas en alquiler antes de caer bajo el yugo hipotecario por décadas.

Hipotecas.¡Sonría! El precio de la vivienda está bajando.

Muchos inmigrantes, sin nada que perder, simplemente se largan a su país, donde no suele llegar la mano de los bancos españoles.

 

Subastas Judiciales ¿Dejo de pagar la hipoteca?

Los intereses de demora comienzan a correr desde el minuto uno y siguen sumando hasta el final del proceso y son elevados, muy elevados, oscilando entre el 18% y el 29%

Si el banco no ha conseguido saldar la deuda, aún puede embargar el resto de tus propiedades o de las propiedades de tus avalistas ¡¡¡SORPRESA!!!, presentes o futuras, hasta que el total de la deuda haya sido saldado…

Leer más de esta entrada

INE: estadística de matrimonios civiles y religiosos en 2007

Boda civil o religiosa, tanto da, lo que une realmente es el contrato de hipoteca, que dificulta enormemente en estos momentos cualquier tipo de separación.

Dejando de lado el tipo de celebración matrimonial, lo más importante es si es por bienes gananciales o por separación de bienes, digo. Y el más que conveniente contrato prematrimonial.

Con todo, un matrimonio joven (habitualmente mileurista) con hijos y una hipoteca de larga duración afronta un panorama muy negro los próximos años.

A la hora de votar, seguirán -de hacerlo- votando a la partitocracia que ha fomentado la situación de cuasi esclavitud financiera, país.

 

DIARI de TARRAGONA Tarragona, la tercera provincia con más bodas civiles del Estado

Tarragona es la tercera provincia española con más matrimonios civiles. El año pasado, 2.221 de los más de 3.500 enlaces que hubo fueron civiles, lo que representa el 61,7% de las uniones. Las bodas católicas han ido disminuyendo en los últimos años y han perdido terreno respecto a las uniones ante un juez o un alcalde. En 2000, se contrajeron en la ciudad 3.190 enlaces, 839 de los cuales se celebraron ante un juez, lo que suponía sólo un 26%. Así se constata en la Encuesta  sobre el Movimiento Natural de la Población, efectuada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las dos provincias que lideran el porcentaje de matrimonios civiles también son catalanas. Es el caso de Barcelona y Girona con un 67% de uniones civiles cada una.

Por el contrario, las que prefieren casarse por la Iglesia, siguiendo la tradición, son: Jaén (ocho de cada diez matrimonios son católicos), Córdoba (74,7%) y Ciudad Real (74%)

Leer más de esta entrada

Érase una vez en Tarragona: una familia, una hipoteca, una enfermedad, un banco y una subasta

DIARI de TARRAGONA En la calle por no poder pagar la hipoteca, À. Juanpere

En enero de 2006, Belén y su marido Miguel Ángel compraron a una agencia inmobiliaria un piso de 65 metros cuadrados en la calle Montblanc de Torreforta. En aquella época, el esposo trabajaba de encofrador y ganaba unos 2.000 euros al mes

Belén, hijo y Miguel Ángel, una familia del barrio de Torreforta (Tarragona)

La enfermedad

A los seis meses de tener casa propia el marido enfermó. En un plazo de tres meses pasó en dos ocasiones por el quirófano. En la segunda intervención le dañaron un nervio de la pierna, por lo que está a la espera de ser operado nuevamente.

Al principio de cobrar la baja recibía unos 1.000 euros mensuales, lo que les daba todavía para pagar entre 500 y 600 euros de la hipoteca. En dos ocasiones se pusieron al día de los pagos. Cuando tenía pendiente el pago de 200 euros le bloquearon la tarjeta de crédito. Al mes siguiente, en abril del año pasado, quiso ingresar 500 euros en la libreta de ahorros y ya no le dejaron.

Asegura que el banco le exigía el pago de los 1.000 euros que debía. Pero la familia no podía hacer frente a esa cantidad. El día que tenían que operar a su marido, ella habló con el director de la sucursal para poder ampliar el plazo de pago de la hipoteca. Se lo negaron

Reunificación de deudas: NO, NO Y NO Y MIL VECES NO

Hace semanas, meses, que quiero anotar al respecto, mas la prioridad era la cobertura de las negociaciones con los terroristas.

Es un gravísimo error la reunificación de deudas, gravísimo. En algunos pocos casos tienen justificación, pero en bien pocos. Su generalización no augura nada bueno ante las próximas subidas de tipos de interés.

Y si es un error garrafal, mayor es hacerlo a través de tanto chiringuito, franquiciado o no, que está apareciendo en nuestras calles. De hacerse, mejor en el propio banco, con lo que se evitará el pago de las ingentes comisiones.

Para mí, su éxito espectacular es un claro indicativo del crecimiento de la estupidez en la sociedad española, pues cualquier persona debiera ser capaz de darse cuenta del error que supone.

Gracias a la degradación de nuestro sistema educativo, la mayoría es incapaz de pensar por sí misma, realizar las cuentas pertinentes e informarse debidamente antes de pactar con el diablo.

EL CONFIDENCIAL La utilización de hipotecas para crédito al consumo se dispara un 50% en dos años  Carlos Sánchez

Hipotecar la vivienda para financiar gastos corrientes o de consumo ha dejado de ser un hecho extraordinario. Según datos del Banco de España -referidos al primer trimestre de este año-, los agentes económicos (familias o empresas) adeudan en estos momentos a bancos y cajas de ahorros 33.671 millones de euros (el 3,3% del Producto Interior Bruto) en concepto de préstamos hipotecarios que no se han destinado a la adquisición de una vivienda.

Leer más de esta entrada