La Deseducación en España: el NO esfuerzo, la NO excelencia, el NO mérito y la NO moralidad

Ayer descubrí vía UTI  una bitácora con varios autores centrada en la denuncia de la degradación del sistema educativo español. Hoy, una anotación que subscribo.

Deseducativos Cómo entontecer Daniel Martín

…en Secundaria, cuando se comienza a exigir, sólo un poquito, a muchos alumnos parecen levantárseles muros infranqueables. Y eso que, insisto, el plan de estudios es ridículo, sobre todo comparado con el de hace veinte años (que a su vez era mucho más fácil que los anteriores) . Todo es muy sencillo pero a los estudiantes les resulta muy difícil porque se les ha tratado como si fuesen incapaces de casi todo.

Los que “superan” la Secundaria y llegan a la Universidad, aparte de saber muy poco, apenas tienen un sentido del deber ni una noción de lo que significa el esfuerzo continuado y la auténtica excelencia académica. Por eso también los estudios superiores han bajado el listón, y así los actuales licenciados tampoco saben casi nada…

Leer más de esta entrada

Gregorio Luri: “L’escola contra el món” [Ed. La Campana, 2008]

L’optimisme és possible

El ínclito, y muy cafetero, Gregorio Luri -cuya bitácora limpio, fijo y doy esplendor- ha presentado esta semana su último libro, centrado en la escuela catalana.

 

El café de Ocata Diario de una presentación

Gregorio Luri: L'escola contra el món (Ed. La Campana, 2008)

VIII

El conseller no ha llegado cuando da la una, pero la puntualidad es sagrada, así que comenzamos. Hablan Isabel Martí y Salvador Cardús. Después toma el relevo Xavier Antich, que deja el libro tan bien que a veces dudo si se referirá al mío. En medio de su intervención aparece Ernest Maragall, viene de fuera de Barcelona, y sé que ha tenido que hacer un encaje de bolillos con su agenda para poder estar presente. Trae el libro en las manos y, lo más importante, lo trae leído, anotado y subrayado. Se sienta en primera fila, “yo sólo he venido a escuchar”, nos dice. Gracias, conseller.

Leer más de esta entrada

Magisnet: Incremento del fracaso escolar en España (curso 2005-2006)

MAGISNET El fracaso escolar se dispara hasta el 30,8% tras crecer 1,2 puntos en 2006, por José M. Lacasa [enlace corregido el 15.06.2010]

Mapa del fracaso escolar en España (curso 2005-2006) [enlace perdido, 15.06.2010]

Ayer, el ínclito Gregorio Luri se hico eco la noticia publicada en la revista Magisnet. A pesar de que su casa virtual es muy visitada por profesores, el escaso número de comentarios (restando los del autor) refleja la apatía al respecto.

Otro tanto sucede en can Quiño cuando aborda estos temas, ratificando mi impresión de que es un mal generalizado de la sociedad española, más pendiente de amoríos y noticias deportivas que de lo realmente trascendente para la sociedad española en conjunto.

También se hicieron eco en Meneame.net de Ricardo Galli y Benjamí Villoslada. Comparando los comentarios con los del cafeto, podremos hacernos una idea de la degradación de nuestro sistema educativo, pues la mayoría de sus opinadores son “hijos LOGSE”, ya sean universitarios o no. Si nos fijamos un poco, podremos diferenciar fácilmente entre ellos y los otros.

El ‘totalitarismo’ de los nacionalismos excluyentes

por StrangeDays

Quizás quieras citarlo en tu sitio. Lo destaco porque en el País Vasco nunca se ha publicado algo así y en esos términos, pese a que a nivel de calle, muchos pensemos de igual modo. Normalmente, si alguien protesta por la valoración que se hace del idioma en los procesos selectivos para acceder a un puesto de trabajo en la Administración, es el Partido Popular. Ni siquiera Sindicatos tipo UGT o CC.OO suelen decir mucho al respecto, porque claro… al que arremete contra ello, se le tacha de enemigo del idioma con lo que ello comporta aquí.

 

EL CORREO DIGITAL El totalitarismo euskaldun, por Vicente Carrión Arregui

“Imperceptiblemente, estamos pasando de defender el derecho a expresarse en euskera al deber de hacerlo, so pena de padecer perjuicios laborales, profesionales, educativos y demás. Por inevitable que a muchos les parezca, me niego a aceptar dicha situación porque, al igual que denunciábamos la represión lingüística de los euskaldunes en la escuela franquista, me parece una aberración negar el derecho de todo individuo a educarse en su lengua materna. Por mucho que lo llamemos inmersión en vez de represión, ello contraría las recomendaciones de la Unesco y el sentido común de todos esos padres que no pueden ayudar a sus hijos con los deberes escolares. Eso sólo tiene un nombre, totalitarismo, porque se pide a los individuos que sometan su realidad individual y tangible a los proyectos colectivos y virtuales de unos cuantos visionarios que sueñan con un monolingüismo euskaldun que ni ha existido ni existirá nunca”.

 

Historias relacionadas