La puñalada del PSOE de Zapatero: la enésima traición a la verdad y a los españoles de buena fe

Por sus obras serán conocidos…

EL MUNDO Dirigentes del PSE y ETA se reunieron en octubre, según un informe de la Policía

Antonio Rubio

MADRID.- «Por parte de miembros del Partido Socialista de Euskadi se continúan los contactos con miembros de la banda terrorista ETA, concretamente la pasada semana se celebró una reunión en una pequeña localidad situada entre las fronteras alemana y austriaca».

Ése es el primer párrafo de un informe policial clasificado de 'confidencial' enviado por Miguel Ángel Fernández-Chico, director adjunto operativo de la Dirección General de la Policía, a los expertos antiterroristas…

El encuentro tuvo lugar en la semana del 15 al 21 de octubre. Hay que recordar que Jesús Eguiguren, presidente de los socialistas vascos, tuvo un papel muy activo en las anteriores negociaciones con ETA y en la proclamación de la tregua de marzo de 2006.

En otro párrafo del texto se recoge cómo piensa la banda terrorista ETA ayudar al PSOE para que gane los comicios de marzo: «Para conseguir que el PSOE obtenga la victoria, ETA hará un gesto encaminado al fin del terrorismo en fechas próximas a las elecciones».

 

Eco en la red

20.11.2007

  1. EL CONFIDENCIAL El informe sobre la reunión PSE-ETA se documenta en noticias de una radio local madrileña
  2. LIBERTAD DIGITAL El Gobierno niega una reunión entre el PSE y ETA cuyo informe consta en la UCI

 19.11.2007

La puñalada del PSOE de Zapatero XXVIII: EUFEMISMOS, FALSEDADES y ENGAÑOS CONCEPTUALES del Presidente de gobierno español

[ Actualización: 10:50 ]

 

PD -> ABC.es El príncipe de la pazzzzzzz  Ignacio Camacho

EL liderazgo de una figura pública se mide sobre todo en los momentos críticos, y consiste en hacer lo que la gente necesita que haga y decir aquello que se espera que diga. No hay nada que cause más desazón que un gobernante desorientado ante una amenaza o una catástrofe, esa clase de momentos en que los ciudadanos necesitan amparo, protección y firmeza. Exactamente lo que Rodríguez Zapatero es incapaz de proporcionar cuando se ve situado ante acontecimientos que no espera o no controla. Es decir, cada vez que se produce una contrariedad de relieve.

 

Ayer, en una coyuntura de enorme gravedad nacional, el presidente volvió a apelar a las palabras huecas, a los conceptos gastados, a los mantras genéricos y vacíos que articulan su «pensamiento mágico».

Tenía delante una amenaza explícita, una declaración de guerra abierta, un desafío delirante y vesánico ante el que un dirigente político sólo puede responder con firmeza, consistencia y seguridad. A cara de perro y con los dientes apretados; sangre, sudor y lágrimas. La ocasión requería palabras claras y conceptos diáfanos: resistencia, lucha, ley, rigor, decisión y coraje. Un líder delante y un pueblo detrás, con la fuerza de la razón y la determinación de la libertad. Una barricada moral de la que nadie pueda quitar el hombro.

Leer más de esta entrada