CUARTO PODER de Francisco Frechoso y otros: VENDIENDO HUMO

Nueva tomadura de pelo

Llevo días, semanas, siguiendo el parto del nuevo digital Cuarto Poder. Paco Frechoso contaba días atrás que llevaban más de un año en el proyecto y que tenían atada la publicidad.

 Cuarto Poder

Realidad

  1. Un digital con aspecto bitacoril que en pocas horas puede hacerse.
  2. Uso del CMS WordPress sin haberlo optimizado, cual bitácora de aficionado.
  3. Llevan horas sin actualizar la portada.
  4. Apenas hay edición enriquecida (algo de negrita).
  5. NO hay enlaces en las anotaciones/noticias (salvo en la del director).
  6. NO hay publicidad.

El algodón no engaña

    Ni tan siquiera genera el fichero sitemap.xml para Google!!!

Conclusión

    Es una tomadura de pelo, pues la realidad dista bastante de lo contado, es decir, han estado vendiendo humo estos días sólo para promocionarse.

S. McCoy: la crisis necesaria en los medios de (in)comunicación tradicionales españoles. Ser periodista, por Jorge Yarce.

Llevo años denunciándolo, pero ni caso oiga! Lo diga un digital o una pequeña bitácora, la verdad sigue siendo verdad, por mucho que pese.

Cotizalia La necesaria Crisis del Cuarto Poder S. McCoy

Ciudadano KaneEl Cuarto Poder está en crisis. Menuda novedad. Lleva en crisis mucho tiempo. Demasiado. Exactamente desde el momento en que perdió la función que la sociedad le había asignado y reemplazó la verdad por la rentabilidad, la objetividad por el interés partidista, la razón por la servidumbre. Los despojos operativos y financieros en que se han convertido gran parte de los grupos de comunicación españoles son una consecuencia más de la ruptura, hace ya décadas, de la identificación entre la causa fundacional y acción a desempeñar por el periodismo patrio, proceso de deterioro paralelo al que han vivido gran parte de las instituciones públicas que nacieron al calor de ese esfuerzo de renuncia colectiva que fue la Transición española.

La actual coyuntura empresarial no es lo importante. No se engañen. El problema fundamental de muchos actores del sector es la pérdida de sus señas de identidad: la prostitución de sus principios y la renuncia a sus ideales. De ahí que no me den pena alguna, la verdad. Ni siquiera me inspiran la mínima compasión de quien fue y ya no es, recuerdo del pasado. Se lo han ganado a pulso

Leer más de esta entrada