NO MERECEMOS UN GOBIERNO QUE NOS MIENTA X: Bancos y Cajas no conceden créditos con el dinero público para su rescate.

Una vez más, Wonka -el sociólogo de guardia de la blogosfera- nos sorprende con sus gráficos. Esta vez nos permite visualizar la gravedad de la restricción del crédito en España, confirmando lo que ya se sabía: bancos y cajas han utilizado la ayuda estatal para tapar sus propios agujeros (morosidad inmobiliaria) y no para conceder créditos, como se había insistido reiteradamente desde el gobierno del PSOE de Solbes y Zapatero.

El mecanismo no funciona así que, o idean otro o España se encaminará hacia una Gran Depresión, pasando antes por la ya inevitable Depresión.

Ahí radica la grave responsabilidad gubernamental, y por la que será juzgado en el futuro.

 

WonkaPistas Un segundo intento gráfico para entender la evolución del crédito a familias y empresas

España (1964-2008). Variación del incremento del valor de los créditos en el activo de bancos y cajas.

Hace un par de meses puse a su disposición dos gráficos que permitían hacernos una idea de la dimensión de la “burbuja” del crédito en España de los últimos años, y su “pinchazo” reciente. Actualizo hoy los datos y les propongo otra manera de verlos…

…De esta manera, veríamos la variación de la proclividad de las entidades financieras a conceder créditos. De nuevo, sólo incluyo datos de bancos y cajas.

 

Historia Relacionada

Poderoso caballero es don Dinero: Botín, Bermúdez, carpetazo, cesiones de crédito, fraude fiscal y acusación popular

¿Cuántos medios de (in)comunicación españoles informan detalladamente de la gran noticia de ayer lunes por la tarde? Y luego van presumiendo de profesionalismo, de independencia… país.

El mismo periodismo “profesional” español que se sorprendió por la estafa de Afinsa y Fórum Filatélico.

 

Hispanidad Para salvar a Emilio Botín, el Tribunal Supremo hiere de muerte a la Acusación Popular en España

Lo contábamos días atrás: en su vista del lunes 3 de diciembre, el Tribunal Supremo podía dar un golpe de muerte a una figura jurídica con más de un siglo de historia -la acusación popular pensada, principalmente, para evitar los abusos de poder del Gobierno o de particulares protegidos por el Gobierno. Por ejemplo, muchos de los casos de corrupción urbanística, o el propio caso Ibarretxe, no se podrían llevar a cabo si la tesis de Gómez Bermúdez sienta jurisprudencia.

…Si se confirma la doctrina Bermúdez, no sólo se habrá dado carpetazo a uno de los mayores, presuntas (puede emplearse el término dado que los juicios contra particulares por las cesiones de crédito, de las que ha sido absuelto Botín continúan por toda la geografía española) elusiones fiscales habidas en España, sino que se cerraría cualquier iniciativa popular en materia de corrupción urbanística, y hasta el caso Ibarretxe que ha partido del Foro de Ermua. En definitiva, que la justicia será eso que se hace entre poderosos.

El pueblo no cuenta.

Leer más de esta entrada

Reunificación de deudas: NO, NO Y NO Y MIL VECES NO

Hace semanas, meses, que quiero anotar al respecto, mas la prioridad era la cobertura de las negociaciones con los terroristas.

Es un gravísimo error la reunificación de deudas, gravísimo. En algunos pocos casos tienen justificación, pero en bien pocos. Su generalización no augura nada bueno ante las próximas subidas de tipos de interés.

Y si es un error garrafal, mayor es hacerlo a través de tanto chiringuito, franquiciado o no, que está apareciendo en nuestras calles. De hacerse, mejor en el propio banco, con lo que se evitará el pago de las ingentes comisiones.

Para mí, su éxito espectacular es un claro indicativo del crecimiento de la estupidez en la sociedad española, pues cualquier persona debiera ser capaz de darse cuenta del error que supone.

Gracias a la degradación de nuestro sistema educativo, la mayoría es incapaz de pensar por sí misma, realizar las cuentas pertinentes e informarse debidamente antes de pactar con el diablo.

EL CONFIDENCIAL La utilización de hipotecas para crédito al consumo se dispara un 50% en dos años  Carlos Sánchez

Hipotecar la vivienda para financiar gastos corrientes o de consumo ha dejado de ser un hecho extraordinario. Según datos del Banco de España -referidos al primer trimestre de este año-, los agentes económicos (familias o empresas) adeudan en estos momentos a bancos y cajas de ahorros 33.671 millones de euros (el 3,3% del Producto Interior Bruto) en concepto de préstamos hipotecarios que no se han destinado a la adquisición de una vivienda.

Leer más de esta entrada