España en emergencia nacional: “No queremos volver a la España de los 50”

¿Cuántos meses vengo abogando eso mismo? Más de un año seguro. Un gobierno de unidad nacional con las mejores cabezas de este país, independientes del poder político. Finalmente la situación económica y política española ha alcanzado el punto más crítico desde hace décadas.

Nada es Gratis En El País: “No queremos volver a la España de los 50,” de Jesús Fernández-Villaverde, Luis Garicano, Tano Santos

EL PAÍS: No queremos volver a la España de los 50, por Luis Garicano, Tano Santos y Jesús Fernández-Villaverde (01.06.2012)

Eco en la red

Acerca de maty
Nauscopio Scipiorum

21 Responses to España en emergencia nacional: “No queremos volver a la España de los 50”

  1. maty dice:

    EL PAÍS / La Cuarta Página No queremos volver a la España de los 50 Jesús Fernández-Villaverde, Luis Garicano, Tano Santos

    España camina a trompicones, pero inexorablemente, por un sendero que conduce a perder los avances conseguidos por dos generaciones de españoles. En un país donde las familias, las empresas, los bancos y el sector público están excesivamente endeudados, la falta de crédito supone un parón que, si bien gracias al BCE no es por ahora repentino, sí que es dramáticamente real. Los mercados están cerrados a cal y canto y la única financiación que entra viene del BCE, que no solo nos financia la actividad económica sino que también sustituye una acelerada fuga de capitales al exterior.

    Ante esta situación, cunde el desánimo y el victimismo entre los españoles incluyendo los editorialistas de la prensa: nosotros lo hemos hecho todo y no nos hacen caso. La culpa de todo, nos explican, es de Europa que en el fondo “no nos quiere”. Esto es una falacia. Tras cuatro años de crisis seguimos con los bancos en situación crítica y dependientes de la financiación del eurosistema (ningún país se ha beneficiado tanto de las operaciones de liquidez como España). Ninguna de las reformas acometidas han alterado sustancialmente un estado insostenible. En vez de ello, las reformas, particularmente las fiscales, han modificado solo los márgenes y, a menudo, en la dirección incorrecta. Las continuas sorpresas sobre la situación fiscal de las administraciones, central y autonómicas, demuestran que España tiene un problema constitucional que pocos consideran y que otros, como el presidente del Gobierno, niegan.

    Es por ello que nuestra postura en la negociación con Europa es tan absurda que raya en lo incomprensible: ni el BCE “no nos ayuda” ni nosotros hemos “hecho nuestros deberes”. Contrariamente a lo que nos hacen crear, en Europa ha habido siempre una enorme comprensión hacia España, fruto de la transición y de un liderazgo pasado con visión y capacidad de sacrificio. Pero este respeto está siendo destruido por nuestra infantil amenaza de romper la baraja.

    Y es que salirnos del euro, por mucho que resulte tentador, sería, muy probablemente, mucho peor de lo que imaginamos. Los que escuchan el canto de esta sirena nos dicen que eliminaría a la vez la deuda privada y pública y mejoraría la competitividad. La realidad es que, el día después de la salida, la situación sería complicadísima. La nueva moneda se devaluaría considerablemente, los salarios y pensiones perderían gran parte de su poder de compra y todos los productos importados subirían de precio. Al aumentar la carga de la deuda, empresas, bancos y sector público se enfrentarían a la bancarrota. Las empresas, muy integradas en cadenas de valor global, suspenderían pagos con sus proveedores y perderían sus relaciones con sus clientes. Los bancos quebrarían. El pago de bienes importados sería difícil. Además, para dar credibilidad a la nueva moneda, y evitar una hiperinflación en un contexto de descenso de los ingresos, el Estado tendría que proceder a una brutal consolidación fiscal, eliminando de una vez el déficit primario, lo mismo que de momento rehúsa a hacer.

    La esperanza que tienen los que sueñan con esta quimera es que España rebotaría en dos años. Y sí, tarde o temprano, lo haría. Pero esa España sería la España de los 50, con ingresos bajos, derivados del turismo, con baja productividad, bajos costes y con un control brutal ejercido por los caciques locales, que controlarían los monopolios de la nueva economía cerrada. Del control de cambios y de exportaciones, aparecería, como en Argentina, una nueva clase privilegiada, estrechamente ligada al poder, nacida del chanchullo, la chapuza y el compadreo. Nosotros no nos reconocemos en esa España, que hemos pasado varias generaciones enterrando. Y como nosotros, muchos otros. Sin ir más lejos, Cataluña y el País Vasco verían su independencia como más atractiva que nunca.

    Lo triste es que a muchos de nuestros políticos este escenario no les asusta: una economía cerrada es una economía en la que pueden hacer y deshacer a su antojo, usando las palancas de la peseta para dar dádivas a sus amigos a discreción. Es a los españoles, por el contrario, a los que les conviene mantener el euro, que es la única forma de preservar el mínimo control de los desmanes de nuestros dirigentes.

    Nos dirán que no hay alternativa. Mentira: la alternativa es clara. España tiene que hacer su parte, y Europa la suya.

    Para empezar, necesitamos cambiar radicalmente nuestra estrategia de negociación con Europa. Este es un juego cooperativo, con ganancias potenciales enormes para todos si encontramos la solución, no un juego de suma cero. En la construcción europea no hay acuerdo posible sin confianza mutua, no hay rescate sin alianza. Contrariamente a la propaganda que escuchamos, Alemania no quiere dominar Europa. El problema es precisamente el contrario, que Alemania desea que le dejen en paz y asegurarse que no se impone una solución en la que le toman el pelo y en la que debe hacer transferencias al resto de Europa hasta el fin de los tiempos.

    Segundo, debemos abandonar el populismo. Olvidémonos de Gibraltar: entran más españoles a vivir en Londres en un año que la entera población del Peñón. ¿Queremos hablar de esto cuando empresas cruciales españolas dependen de la voluntad del regulador financiero, energético o aeroportuario inglés? Igualmente, dejemos de clamar a gritos nuestra soberanía en peleas abiertas a pecho descubierto con el BCE -que es el único que provee ahora mismo de financiación a la economía española- y con nuestros socios. La histeria debe pasar a mejor vida.

    Y no acusemos a Bruselas por lo que nos piden hacer. Las reformas hay que defenderlas en sí, porque es en el interés de España que el estado sea sostenible. España debe expresar un claro compromiso con la construcción europea y con soluciones que minimicen en lo posible las transferencias a largo plazo. España debe decir un claro sí a Europa, que es lo único que nos protege del peronismo empobrecedor, y que estamos dispuestos a pagar el precio que esto acarrea.

    Para ello, necesitamos urgentemente un nuevo gobierno, con apoyo de todos los partidos mayoritarios y de nuestros expresidentes, compuesto por políticos competentes y técnicos intachables con amplios conocimientos de su cartera. Este gobierno debe trabajar con tres prioridades. Primero, poner de verdad en marcha las reformas necesarias reconstruyendo la confianza de inversores extranjeros, contribuyentes españoles y socios europeos. Segundo, afirmar, sin ambigüedad, el compromiso absoluto con el euro y la construcción europea. Y, tercero, plantear a nuestros socios, desde la confianza generada por un gobierno coherente y serio, una ayuda económica en condiciones para resolver el único problema que no podemos resolver solos: el agujero creado por la burbuja inmobiliaria en el sistema financiero, a cambio de un control europeo de los bancos rescatados y de un sistema regulador común.

    La sociedad española debe decidir qué España quiere. Hay una España posible por la que queremos luchar, una España moderna, con instituciones fuertes e independientes, con un nivel de vida elevado, un sistema educativo abierto pero exigente y con un Estado del bienestar sostenible. Este modelo de España está en su misma esencia ligado a Europa.

    Y esta respuesta debería ser obvia, pues ya la dio Ortega hace 102 años en un discurso al club de opinión de Bilbao. Frente a los que acusan a Europa de todos nuestros males, hoy como ayer, España es el problema, Europa la solución.

    Jesús Fernández-Villaverde es catedrático de Economía, University of Pennsylvania; Luis Garicano es catedrático de Economía y Estrategia, London School of Economics; Tano Santos es catedrático de Economía y Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia.

      • maty dice:

        Nada es Gratis Soy muy, muy malvado…. Jesús Fernández-Villaverde

        Antes escribimos un post explicando el tipo de rumores malvados que se extendían por Madrid, antes escribe alguien algo como esto.

        Resalto un bonito párrafo:

        “No se trata –aseguran estas fuentes- de cuestionar a Fedea ni su labor durante estos años, que ha sido excelente, sino de plantearnos por qué una institución que nace con la voluntad de aportar ideas, se erige de pronto en un baluarte de la oposición al Gobierno hasta el punto de promover la destitución del mismo”.

  2. maty dice:

    Escolar.net Un sector del Gobierno plantea amenazar a Alemania con romper el euro

    El jefe de la oficina económica de La Moncloa, Álvaro Nadal, es el principal defensor de una idea que cada vez cuenta con más respaldo en el Gobierno: amenazar a Alemania con la salida del euro y la vuelta a la peseta si Angela Merkel no alivia la presión de los mercados sobre España…

    La propuesta de Nadal consiste en utilizar el fantasma de la ruptura del euro como herramienta de presión sobre Alemania. El jefe de la oficina económica de La Moncloa defiende esta idea desde hace meses –incluso desde antes de la llegada de Rajoy a La Moncloa– en distintas reuniones privadas con empresarios, políticos y economistas. Sin embargo, la crisis desatada por Bankia ha dado alas a su propuesta, que está ya sobre la mesa

  3. maty dice:

    LD / LibreMercado La posible ruptura del euro desata el pánico en los mercados Manuel Llamas

    Por su parte, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, comparó la deuda pública con las hipotecas subprime y señaló que Europa está “a punto de romper el cristal, de romper el panel de protección”. En concreto, alertó de que el edificio de la Unión Monetaria acabe incendiándose, provocando un estado de pánico a nivel mundial. El verano de 2012 tiene el “eco fantasmal de 2008”, Europa “debe prepararse para un plan de emergencia”.

    La principal preocupación de Zoellick es la salida de Grecia -en primer lugar- e inmediatamente después España e Italia, ya que el abandono heleno podría “provocar el pánico financiero en España e Italia”.

    En este sentido, el editor asociado del Financial Times, Wolfgang Münchau, ha considerado este viernes que Europa debe acordar la unión bancaria este mismo mes para estabilizar el sistema, creando un Fondo de Garantía de Depósitos a nivel comunitario para tratar de evitar la retirada de depósitos en los países periféricos. Si la unión bancaria “no se hace antes de julio, será difícil controlar el sistema”. Asimismo, advierte de que España no va a poder financiar por sí mismo el rescate bancario. “La recapitalización bancaria no será de 50.000 millones, será muy superior, y España no va a poder financiarlo”

    Ante tales negativas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estudia la concesión de préstamos blandos a España si falla en su intento de recapitalizar la banca. La cuestión clave que ronda en los mercados es, pues, la siguiente: ¿cómo y quién rescatará a España en caso de que el país precise ayuda?

    Aunque hasta hace poco Moncloa negaba abiertamente la necesidad de rescate, la realidad es que lleva meses estudiando escenarios de esta naturaleza y su posible coste, incluso el de la salida del euro, tal y como avanzó Libre Mercado. Una especie de órdago a Alemania que los economistas Luis Garicano, Tano Santos y Jesús Fernández-Villaverde -miembros de Fedea- no dudan en calificar de “infantil amenaza”, en un duro artículo contra el Gobierno bajo el título No queremos volver a la España de los 50. El último mensaje en esta línea ha sido lanzado este viernes por el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en forma de amenaza velada a los acreedores internacionales de España -alemanes y franceses, básicamente-.

  4. maty dice:

    Muy interesante el artículo, por los intríngulis que cuenta. Leedlo.

    El Confidencial ¿Resistencia o rescate? Europa rompe España Federico Quevedo

    “Nunca pensamos que a seis meses de ganar unas elecciones con mayoría absoluta, con un poder como nunca había tenido un partido político en España, íbamos a sufrir un desgaste tan brutal hasta el punto de que se cuestione nuestra continuidad. Y lo peor es que no sabemos qué hacer. Así se expresaba la semana pasada un importantísimo ministro del Gobierno de Mariano Rajoy ante un reducido grupo de empresarios…

    En Nada es Gratis ya comenté días atrás de la necesidad de un vicepresidente segundo económico (en la estela de Miguel Boyer y no del nefasto y mentiroso compulsivo Pedro Solbes), temiendo que Montoro fuese el elegido visto lo visto.

  5. maty dice:

    Mi comentario lleva demasiadas horas en moderación en Nada es Gratis, así que lo copio:

    Llevo mucho tiempo reclamando un gobierno de unidad nacional, ya en tiempos del PSOE de Zapatero (Rubalcaba, Chacón, Salgado… ). Mi propuesta final, tras la victoria del PP: presidente Rajoy y vicepresidente Rubalcaba y así atar en corto a los grupos parlamentarios. Los ministros, independientes, siendo las mejores cabezas españolas del ramo, con la posibilidad de incorporar a extranjeros.

    Hechas todas las reformas estructurales -incluida la ley electoral- se convocan elecciones generales y “vuelta a la normalidad”.

    Ah, y los consejos de ministros presididos habitualmente -al menos los más trascendentes y/o una vez al mes- por el rey Juan Carlos, para explicitar a la ciudadanía que en la actual situación de emergencia nacional todos han de arrimar el hombro y postergar sus intereses partidistas.

  6. maty dice:

    EL MUNDO Hay vida tras un rescate, pero menos y mucho más cara Vicente Lozano

    1. Control de las cuentas públicas.

      • Subida de impuestos: el IVA, de inmediato. En Grecia, por ejemplo, está en el 23% y nosotros lo tenemos en el 18%. También podrían aumentar los impuestos especiales -tabaco, gasolinas-. Lógicamente, se producirían subidas en tasas y tributos autonómicos y municipales.

      • Se eliminaría la deducción por vivienda habitual. En un principio no nos obligarían a tocar más la tributación directa -Impuesto sobre la Renta, Patrimonio…- aunque el Gobierno o las CCAA podrían hacer uso de ellos para aumentar sus ingresos.

      • Examen riguroso del gasto de las comunidades y los ayuntamientos. Las condiciones del rescate llegarían lo más lejos que permita la ley en el vaciamiento de competencias a las comunidades autónomas con el fin de crear un Estado más racional.

      • Rebaja de las prestaciones por desempleo: España es de los países de la OCDE que más paga y por más tiempo el subsidio por desempleo, que supone unos 35.000 millones de euros al año.

      • Reducción de funcionarios y personal laboral de la Administración, para eliminar gastos. Apenas se ha iniciado en España. Control exhaustivo de los salarios públicos.

    2. Reestructuración financiera.

    Como en Irlanda, el rescate español, si se produce, tendrá que estar íntimamente ligado a la reforma del sector financiero. Esto supondría la inyección de todos los recursos que necesitaran los bancos españoles. Algo parecido a lo que se quiere hacer con Bankia, pero para toda entidad que lo necesite. Otra cuestión es cómo se devolverá el dinero que llegue, pero eso será a medio y largo plazo. Ahora hay que pensar a corto.

    Estas ayudas a las entidades financieras son la solución que está estudiando España con los organismos europeos para evitar precisamente que el imprescindible rescate de la banca lleve a una intervención en el país.

    3. Reformas estructurales.

    El Gobierno ya ha iniciado las más importantes, pero los ‘rescatadores’ exigirían profundizar en ellas y acelerarlas. Sobre todo en dos campos:

      • Mercado laboral: para eliminar la dualidad entre contratos temporales e indefinidos. Reducir más el coste del despido para los trabajadores fijos. Eliminar las rigideces que todavía quedan en la negociación colectiva.

      • Sistema de pensiones. Se exigiría adelantar considerablemente el proceso de retraso de la edad de jubilación y reducir el periodo de cómputo para cobrar la pensión.

    ¿Las consecuencias? Escribíamos ‘menos vida’ en el titular no porque ésta se vaya a acortar -eso lo trata la medicina, no la economía- sino porque perderemos algunos alicientes para disfrutarla, al menos durante unos años. En definitiva, los ciudadanos perderíamos capacidad adquisitiva y prestaciones sociales. Caería el consumo y se incrementaría el paro porque las empresas producirían menos. Los nuevos puestos de trabajo estarían peor remunerados. Y tardaríamos muchos trimestres en salir de la recesión

  7. maty dice:

    El Confidencial (EFE) Alemania presiona a España para que recurra al fondo de rescate europeo

    El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, presionó al titular español de Economía, Luis de Guindos, para que España recurra al fondo de rescate europeo, ante el temor de que no logre salir a flote por sí misma, según afirma el semanario Der Spiegel. De acuerdo con las informaciones avanzadas hoy por la redacción de esa revista, a la venta mañana domingo, la canciller Angela Merkel y su ministro optaron por esta vía a principios de semana.

    Schäuble habría planteó esa posibilidad a de Guindos en su último encuentro mantenido en Berlín del miércoles, lo que el ministro español rechazó, con el argumento de que España será capaz de salir adelante por sus propios medios...

    De acuerdo con esa publicación, el gobierno alemán estima que la banca española precisará de una inyección de capital de entre 50.000 y 90.000 millones de euros. El propósito del equipo de Merkel es que España sanee por esta vía su banca, vistas las dificultades con que topa para financiarse en los mercados, y a intereses cada vez más altos, que en la semana pasada alcanzaron niveles del 6,7 %.

    Berlín rechaza tajantemente la posibilidad de que una ayuda directa del fondo de rescate a la banca, sin pasar por los Gobiernos, en este caso el español, contrariamente a las opiniones expresadas en esa dirección desde el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE)…

  8. maty dice:

    Buen resumen de lo acontecido esta semana.

    Vozpópuli.com Oda a la improvisación: retrato de Gobierno mediocre y acorralado Jesús Cacho

  9. maty dice:

    LD / LibreMercado ¿Cómo actúa la temida Troika?

    Gallego y Suanzes toman como ejemplo lo ocurrido en Grecia, Irlanda y Portugal para explicar qué pasaría si España es intervenida. “Subida brutal del IVA; despido de medio millón de funcionarios; pensiones y prestaciones por desempleo más bajas; coste de 20 euros por cada visita a urgencias; sueldos e indemnizaciones por despido más precarios; menos becas en educación e infraestructuras más caras”. Esto sería, en resumen, lo que pasaría si España se ve obligada a pedir un rescate…

    La Troika [CE+BCE+FMI] pone las condiciones para dar la ayuda. “El Gobierno tendría que firmar el llamado Memorándum de Entendimiento con la Comisión Europea, donde se fijan las condiciones de la asistencia (cantidad total del préstamo, tipos de interés, plazo de vencimiento, etc) y ésta se vincularía automáticamente al estricto cumplimiento por parte de España de un Programa de Ajuste elaborado por la Troika”.

    Según Gallego y Suanzes, lo primero que haría sería poner orden en las comunidades autónomas, recortando “los gastos escandalosos que en algunos casos son surrealistas” y reduciendo el tamaño del sector público autonómico. “Los ajustes serían simultáneos en los distintos niveles de la administración y partidas presupuestarias. Para empezar, obligarían al Gobierno a poner en marcha una reducción del gasto público”, con reducciones de salarios y funcionarios. “El retraso en la edad de jubilación se aceleraría. Un buen número de empresas públicas también desaparecería. Se impondría una fuerte reforma tributaria subiendo los impuestos indirectos y se impondría el copago sanitario”. Según señalan los autores del informe, en Grecia pagan tres euros por ir al médico y en Portugal 20 euros por ir a urgencias.

    Además, se privatizarían muchas empresas públicas. “La Troika diseñaría un calendario de ventas durante los años que dura el programa de asistencia. También obligaría al Gobierno y las comunidades autónomas a imponer peajes, liberalizar la red de transportes ferroviaria y acabar con el déficit de tarifa eléctrico con nuevas subidas del la recibo de la luz. Y por último, se diseñaría un plan de recapitalización de la banca”. “El Instituto Nacional de Finanzas estima que España necesitaría 60.000 millones de euros para aislar del todo el riesgo bancario.

    Nota: el artículo original en EL MUNDO no está disponible en estos momentos.

  10. maty dice:

    Gran recopilación de gráficos, muy indicativos de la extrema gravedad en la que se encuentra la economía española.

    Blog sobre Forex La situación de España en gráficos

  11. maty dice:

    Nada es Gratis Barbacoa en Utrecht Luis Garicano

    …Me gustaría que todos los que vociferan contra Alemania hubieran estado en mi piel. ¿Cómo les dices a unos holandeses (o alemanes) que tienen sus preocupaciones por el futuro, que tienen sus hijos, sus ahorros, que la solución para que no se vaya todo al garete es que nos den a nosotros esos ahorros o mejor, que los “compartan” con nosotros? ¿Cómo les explicas que deben rescatar a nuestros imprudentes bancos y cajas con su dinero o si no se quedarán de todos modos sin sus ahorros y pensiones? ¿Que deben usar su dinero para pagar los AVES, hospitales, universidades y aeropuertos que son mejores que los que ellos tienen? ¿Que ellos, que no gastarían ni locos más de 50 euros en un regalo de boda, que los consideramos tacaños porque siempre van de vacaciones por el mundo de camping (seguro que habéis visto las caravanas), a base de 20 euros al día, deben cubrir nuestro excesivo endeudamiento, un país entero endeudado hasta arriba?

    Yo, sinceramente, no he sabido decírselo. Me he sentido como un jeta, el típico cara que se va de juerga, y vive del cuento, se gasta lo que no tiene, y luego vuelve a sus amigos, esos de los que se reía por empollones, a darles un sablazo.

    • maty dice:

      Jot Down Javier Gómez: La culpa es nuestra, no de Rajoy Javier Gómez

      …La culpa es de un país de listos. De un país que se vanagloria de ser en el que mejor se vive y cada vez resulta más difícilmente habitable. De un país que vive atemorizado por la posibilidad de un rescate, como si no hubiese quebrado ya moralmente. De un país que solo habla de crisis económica cuando la ruina es moral, como escribe Enric González.

      La culpa es de un país que ha estandarizado la corrupción con pisacorbatas dorado. En Italia, el crimen siempre ha estado un poco mejor organizado; tiene una estructura, códigos seculares, una épica y hasta a Marlon Brando para darle su pátina. La mierda italiana tiene al menos un relato. La nuestra está un poco más desperdigada. En España no hay mafia, dicen. Mejor que cada uno se monte la suya en su jardín. Corrupción modelo Ikea: la montas en tu casa, ayuntamiento, empresa constructora, comunidad autónoma o caja de ahorros

  12. maty dice:

    investorsconundrum.com ¿Por qué Hollande propone los Eurobonos?

    …Creo que ya he encontrado la explicación. En el gráfico superior veréis como los bancos franceses son los que acumulan mas préstamos a los países periféricos. Un impago en estos países supondría una pérdida de $186.000 mill invertidos en deuda pública de Grecia, Irlanda, Portugal España e Italia. En cuanto a prestamos al sector privado, Francia mantiene hoy préstamos vivos en los 5 países anteriores de nada menos que $507.000 mill.

    Como los bancos alemanes tienen apenas una tercera parte de exposición, a Francia le interesa repartirlo entre todos. No hay mas que coger una calculadora y sumar y dividir entre todos los países y veréis como Francia pagaría menos con los Eurobonos, que sin ellos.

  13. maty dice:

    Cotizalia / El Disparate Económico “La gestión de Rajoy es una auténtica tragedia” Roberto Centeno

    …El miércoles, JP. Morgan cuantificaba el volumen del rescate, 350.000 millones de euros, de los cuales 75.000 son para la banca. El jueves, el WSJ afirmó que el FMI tiene ya preparado uno de 300.000. ¿Puede evitarse el rescate? La respuesta es clara: rotundamente sí.

    Basta para ello que Rajoy salga de su escondite y anuncie: “Señoras y señores, se acabó la fiesta, hemos decidido intervenir Valencia, Murcia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y Cataluña, y en el plazo de seis meses las competencias de Justica, Interior, Educación y Sanidad serán recuperadas por el Estado (un ahorro de 58.000 millones). Los más de 8.000 ayuntamientos quedarán reducidos a la mitad, y los restantes reducirán sus efectivos también a la mitad, empezando por Madrid, con sus 1.500 asesores y sus 200 coches oficiales (20.000 millones de ahorro). Las 4.000 empresas públicas quedaran reducidas a 400 (30.000 millones de ahorro), se suprimirán la Diputaciones (22.000 millones de ahorro) y el País Vasco y Navarra pasan a tributar por el régimen común (11.000 millones). Suprimiremos 27.000 coches oficiales, 200 embajadas y 12.000 millones en subvenciones”.

    El ahorro no sería tanto como parece a primera vista porque muchos servicios esenciales tendrían que seguir siendo ofrecidos, pero sería de una gran magnitud, con el ahorro anual que supondría. Pero claro, ello implicaría que la partitocracia que tiene secuestrada nuestra democracia tuviese altura de miras y antepusiese el Bien Común al suyo propio. Visto lo visto, inconcebible, mas no por ello hemos de dejar de denunciarlo. Prefieren empezar por lo último en recortar: Educación, Sanidad e Investigación.

    Partitocracia y… millones de votantes cómplices con ella, cegados por intereses y sectarismo ciego, comportándose tal forofos futboleros.

  14. maty dice:

    La Carta de la Bolsa “España está paralizada ¿qué podemos esperar a la vuelta del verano? Más miseria…” Moisés Romero

    ¿Qué podemos esperar a la vuelta del verano? “Más miseria, así de claro”, me dice uno de mis gurus favoritos.

    “En las últimas semanas he viajado por casi toda españa por asuntos de negocios. Te doy algunos ejemplos:

    * María dirige una de las principales gestorías administrativas de España. La sede central la tiene en Barcelona, pero con delegaciones en Madrid, Bilbao, La Coruña, Valencia, Sevilla y demás provincias punteras. Me ha dicho que en lo que va de año han hecho expedientes de cierre de empresas, negocios y sociedades de 10 a 1 respecto a nuevas aperturas o solicitudes de licencias

    * Pablo regenta un concesionario de coches de gama media. Me dice que a la vuelta del verano o cierra el negocio o se busca otro local con precio de alquiler más bajo

    * Andrés ha llegado a tener cinco licencias de taxi en Madrid. Ha tenido que volver al tajo, ya con edad avanzada y conducir un solo taxi

    * Pedro tenía un restaurante en Bilbao, con un precio medio de 40 euros por persona. Ha cerrado

    * Agustín es agricultor, un agricultor importante. Ha despedido a tres trabajadores. La cosecha de este año es una ruina, pero el precio del gasóleo no ha parado de subir, como el precio de los abonos y fertilizantes o las averías y arreglos de tractores y maquinarias

    * Alicia dirigía una empresa de ingeniería que el año pasado llegó a facturar 6 millones de euros. Acaba de cerrar por falta de pedidos. Las deudas a corto han podido con la empresa.

    * José Miguel tenía hasta hace poco una flota de camiones. En la actualidad todos están parados. No hay negocio

    * María Antonia heredó tres panaderías de sus padres, que, a su vez, heredaron de sus abuelos. Ya ha cerrado dos y está a punto cerrar la tercera “porque la competencia es atroz, venden barras de pan a 50 céntimos, incluso menos. Eso me acarrea pérdidas

    * Felipe tiene una tienda de ordenadores: “Somos cinco en plantilla. Desde hace unos meses apenas recibimos media docena de llamadas, que no compras, el día”

    * Luis Antonio es uno de los cientos de chapuzas que pululan por este país: “En los últimos diez años llegué a formar una cuadrilla de 15 albañiles, pintores incluidos. Ahora estamos en la empresa un rumano y yo. El rumano, en cuestión, dice que se va de España dentro de un año”.

"Age quod agis et bene agis" - Hagas lo que hagas, hazlo bien

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s