Juan Pedro Quiñonero [Entrevista]: Periodismo cultural y otras miserias de las mafias filantrópicas españolas

Don Juan Pedro QuiñoneroMientras esperamos el día que a mi apreciado Don Juan Pedro Quiñonero le sea otorgado el Premio Nacional de Literatura, recomiendo leer la interesante entrevista de Ernesto Hernández para la cultural Revista Trama y Texturas.

Por lo que cuenta, podemos entender que no lo haya recibido todavía y tal vez nunca sea objeto de él mientras la actual partitocracia -apoyada por los medios de (in)comunicación tradicionales- siga cortando el bacalao en España.

Una temporada en el infierno Periodismo cultural (¿?) y otras miserias

PEONES PUBLICITARIOS Y MAFIOSOS

EH. En otros sectores de la cultura con mayor desarrollo digital, el periodista cultural ha perdido peso pero lo han ganado determinadas publicaciones digitales, en general sectoriales. ¿Ocurrirá también con el libro?

– Pues vaya usted a saber… en mi caso, advierto que algunos editores son sensibles a las cosas que hago sobre sus libros, ocasionalmente. Pero las publicaciones digitales son muy modestas, comparativamente. Y los intereses de las industrias de la incultura y la incomunicación son muy poderosos: se pesan en centenares de miles y millones de euros. Hace apenas treinta o cuarenta años, los escritores defendían ideas, se peleaban con mucho brío para defender estilos o escuelas de pensamiento. Hoy prefieren no meterse en líos intelectuales y culturales. Lo que hoy funciona son las mafias filantrópicas. Quienes se integran en tales mafias pueden tener un peso evidente.

EH. ¿Qué capacidad de acción tienen los periodistas culturales en los medios en los que trabajan? ¿Qué posibilidad de influencia poseen ante los intereses de los medios que les pagan?

– Alguna hay. Pero no es fácil decir “NO” a quien te paga un salario mensual con dos objetivos: que sirvas de peón publicitario para promocionar las cosas que edita la casa; y que no compliques la cosa con ideas propias. En algún caso heroico, algún crítico se atrevió a criticar un libro de la casa: lo pusieron de patitas en la calle inmediatamente. La ausencia de solidaridad intelectual y el silencio de los colegas fue llamativo, absoluto, total. Lo que funciona es la sumisión al calendario que impone la gente que manda en la cosa. El resto es silencio. Silencio cómplice, en la mayoría de los casos…

Historias Relacinadas

Acerca de maty
Nauscopio Scipiorum

10 Responses to Juan Pedro Quiñonero [Entrevista]: Periodismo cultural y otras miserias de las mafias filantrópicas españolas

  1. maty dice:

    EL MUNDO Ignacio Echevarría, crítico literario de ‘El País’, se despide acusando de censura a la dirección del periódico 11.12.2004

    Según el relato de Echevarría, el problema con el periódico apareció después de que publicara una crítica “desaprobatoria” de ‘El hijo del acordeonista’ (Alfaguara), la última novela de Bernardo Atxaga el 4 de septiembre en Babelia. Dice Echevarría que su reseña produjo “una fuerte conmoción” en la dirección, “que se tradujo de inmediato en un pautado despliegue de artículos, entrevistas y crónicas que, en conjunto, apuntaban tanto a paliar y neutralizar los posibles efectos de la reseña”.

    Echevarría explica en su carta que a la reseña de Atxaga siguió otra de ‘El bosque sagrado’ (Langre) de T.S. Eliot, que no llegó a publicarse, por lo que escribió una carta a Lluis Basset pidiéndole explicaciones. “En la respuesta que me dabas al día siguiente, en carta del 29 de octubre, confirmabas que habías impartido, en efecto, instrucciones de que mi reseña no se publicara, y para justificar esta decisión aportabas unas pocas reflexiones que ponían muy en duda las posibilidades de mi continuidad en Babelia a la luz, sobre todo, del tono en tu opinión demasiado tajante y descalificatorio empleado por mí a la hora de valorar la novela de Atxaga”

  2. maty dice:

    Scriptor.org Ignacio Echevarría: independencia crítica e intereses editoriales 09.12.2004

    Una buena recopilación de reseñas al respecto del sucedido además del texto íntegro de la carta abierta de Ignacio Echevarría al director adjunto de EL PAÍS LLuís Bassets.

  3. maty dice:

    Una temporada en el infierno Cultura y mafias filantrópicas en Caína y Cataluña

    Mi visión del problema -silenciado por la crítica y los más eficaces medios de incomunicación de masas- no ha dejado de agravarse, Periodismo cultural (¿?) y otras miserias, cuando el mismo Sam Abrams compara el comportamiento de ciertas elites culturales catalanas con el Gran Hermano de Orwell. Madre del Señor…

    -> AVUI Diàleg El cas Valentí Puig Sam Abrams

    TAMBÉ HAN ESTAT DETERMINANTS certes qüestions ideològiques i intel·lectuals. A nivell ideològic Puig ha estat una víctima preclara d’aquest joc ridícul, simplista i nociu que està jugant sobretot l’esquerra del país per mirar de castigar la dreta a base de reduir la complexitat de la vida política a una guerra entre blanc i negre, bons i dolents.

    I a nivell intel·lectual Valentí Puig francament fa por als que dirigeixen la cultura del país. Efectivament, fa por per la seva intel·ligència i la seva cultura, que són una amenaça per als mediocres que saben perfectament que han arribat massa amunt. Fa por perquè molt sovint posa el dit a la nafra i planteja qüestions incòmodes per a la nostra societat o denuncia abusos del sistema cultural i la classe política. I tot ho fa des del rigor, la responsabilitat i l’honorabilitat…

  4. JPQ dice:

    Maty,
    No sé donde meterme…
    Q.-

  5. maty dice:

    Gran entrevista: preguntas bien estudiadas y buenas respuestas.
    ABC.es [Entrevista a JPQ] «Los libros genuinos están siendo sepultados por basura libresca» Antonio Astorga

    Frente a la proliferación de implacables industrias de la incultura y la incomunicación, propone en su libro «El Taller de la Gracia» (Renacimiento) las herramientas contra el desarraigo y la desertización moral.

    -Padecemos un tsunami deshumanizador que exige una urgente repoblación. ¿De pico y pala?
    -La pérdida de raíces, de principios, de valores, el relativismo moral, la conversión de los seres humanos en meras mercancías… es algo que viene de muy lejos. La gran novedad de la nueva sociedad global es la difusión masiva de palabras e ideas muertas. Y esas tormentas precipitan grandes catástrofes. Los antiguos libros están siendo sustituidos por basura. Para colmo, la orquestación de la venta mundial de basura es un negocio muy boyante, que está arruinando los antiguos cánones de lo que en otro tiempo se llamaban novelas, poemas, y eran el cimiento de toda la civilización de libro, amenazada hoy.

    -¿Cómo se puede renovar radicalmente el imaginario cainita de nuestra cultura?
    -Don Antonio Machado lo dijo de manera canónica: «El hombre de estos campos que incendia los pinares y su despojo aguarda como botín de guerra…». Goya ilustró esa inmensa tragedia con varios grabados terribles sobre nuestra identidad. La Constitución de 1978 debía iniciar una nueva página en la Historia de España. Ahí están las manías cainitas a la vuelta de cada esquina política.

    -¿Retornamos a otra edad de las tinieblas, al tiempo oscuro?
    -Ray Bradbury, en «Farenheit 451», contaba la historia de una sociedad totalitaria, con brigadas de bomberos consagradas a quemar libros. En verdad, ocurre lo contrario: los libros genuinos están siendo sepultados por torrentes de basura libresca. Y asistimos a la aparición de inmensos desiertos habitados por almas muertas, iluminados con publicidad audiovisual.

    -¿Lo peor de nuestros vicios tiene su origen en la picaresca?
    -Con la picaresca aparece, en España, una enfermedad social del espíritu y las almas. Con la picaresca triunfa una ética y una estética de gente hampesca, tabernaria. Esa ética es profundamente inmoral. Y su estética utiliza todo tipo de recursos desalmados para mofarse y minar lo bueno, lo bello y lo justo. Cuando Quevedo habla de Góngora, de los judíos o de los catalanes, no se limita a insultarlos de manera canallesca. Sus insultos aspiran a destruir el rostro de la persona humana. Los judíos son presentados como sierpes reptantes que sería deseable exterminar. Siendo Quevedo uno de los más grandes genios de la lengua castellana, ese uso y abuso de la lengua para destruir las almas de quienes piensan de otra manera es algo luciferino. Aquella simiente hampesca sigue bien presente en la vida pública española. Basta con leer algunas novelas y escuchar algunas tertulias.

    -¿Quiénes constituirían nuestra «Atlántida espiritual»?
    -Frente a la ética y estética del hampa, siempre hubo una tradición castellana noble. Los ejemplos más altos son Jorge Manrique, Garcilaso, Cervantes. Ellos encarnan el Gran Estilo Noble. Tras el triunfo imperial de la picaresca, esa tradición tomó muchas formas, pero nunca ha sido dominante. En el siglo XX, Juan Ramón, Ortega, Ramón, Rosa Chacel, en castellano, o Pla y Rodoreda, en catalán, aspiran a construir una España más limpia, más noble, menos cutre. Verdaguer, en catalán, habla de España como de una Atlántida que es necesario reconstruir. Falla puso música a ese poema de Verdaguer. Juan Ramón pensaba que era imprescindible reconstruir la arquitectura espiritual de España.

    -¿Profetas del nuevo mundo?
    -En ocasiones, los poetas son algo así, en efecto: profetas de nuevos mundos. Ramón decía que Poe era el primero que había soñado construir una América de nuevo cuño. Lezama y Juan Ramón hablaban de España en plural y consideraban españoles a todos los grandes poetas que escriben en lengua castellana. Ramón Gaya decía que España sería algo mucho más deshilvanado e incomprensible sin el Museo del Prado.

    -En el transfondo de su libro subyace el mesianismo de los desterrados. ¿Cuál es su temor?
    -Temo que la economía, la política y las tormentas de palabras e ideas muertas estén pudriendo muchos de los fundamentos del alma o persona humana. En ese sentido, sin duda, la literatura y la escritura pueden tener algo de mesianismo, en defensa de las antiguas cosas del espíritu. Temo que ese mundo de ayer esté hoy amenazado de muerte.

    -¿El esperpento y los disparates son esponjas que absorben la realidad y la lengua de la calle para devolvernos otra realidad?
    -El esperpento de Valle y los disparates de Goya son visiones trágicas de España.

    «El Taller de la Gracia» es la construcción de un mundo propio relacionado con la historia y la cultura: ¿la fe en la palabra y en el estilo siempre?
    -La escritura tiene algo de un taller donde el escritor construye seres imaginarios que hacen más habitable este mundo desalmado. La gracia también es algo que se gana trabajando en el taller de la escritura y el gran arte.

    Discrepo rotundamente sobre la valía literaria de Mercè Rodoreda.

  6. maty dice:

    Una temporada en el infierno Quiñonero gana el premio Rodriguez Santamaría de la APM

    Corresponsal de ABC en París desde 1983, Juan Pedro Quiñonero comenzó a colaborar en «Arriba», siendo director Manuel Blanco Tobío, y como reportero en el diario «Informaciones».
    Formó parte del equipo fundacional del suplemento literario «Informaciones de las Artes y las Letras» , en los años 70 del siglo pasado.

    Fue enviado especial y corresponsal diplomático, en Europa, Rusia, EE.UU., Oriente medio y América central, para «Diario 16» y «Cambio 16», SER, A 3 y Onda Cero.

    Ha escrito novelas, ensayo político, ensayo literario y crítica de arte. Entre ellas destacan «De la inexistencia de España» y «Ramón Gaya y el destino de la pintura».

  7. maty dice:

    Una temporada en el infierno Salinger y el vampirismo de la incultura

    Salinger fue un autor de culto para varias generaciones de adolescentes americanos y europeos. Pertenezco a una de esas generaciones.

    Con los años, el más célebre de los críticos literarios norteamericanos, Harold Bloom, haría este balance de su obra toda: “Lo que una vez pareció original en Salinger se revela ahora como una mera moda de la cultura media en los Estados Unidos de los años cincuenta y principios de los sesenta”. Una moda de hace cuarenta o cincuenta años…

    ¿Soy injusto con Salinger…? ¡No…! También yo siento cierta veneración nostálgica por The Catcher in the Rye. Pero, en otro tiempo, la información y la crítica tenían por misión orientar y poner en perspectiva. Tareas hoy degradadas, convertidos los medios de información y desinformación -con temible frecuencia- en meros apéndices publicitarios de las industrias de la incultura.

  8. maty dice:

    El bloguero, escritor y periodista -corresponsal de ABC en París por casi tres décadas- Juan Pedro Quiñonero sacó días atrás a la venta su último libro, Dark Lady.

    Hoy reproduce una interesante entrevista realizada por Gontzal Díez para La Verdad.es

    Una temporada en el infierno Quiñonero sobre Dark Lady, Mariano Rajoy, tertulianos, la deuda, las crisis, y…

  9. maty dice:

    Excelente anotación de Juan Pedro Quiñonero:

    Una temporada en el infierno Los Reyes nos salvarán de la crisis

    Muchos de sus discípulos han recordado en muchas ocasiones esta célebre frase de Luis Ángel Rojo: “La tarea de los economistas es convencer a los agentes sociales y a los gobernantes de que los Reyes Magos no existen”.

    Rojo se refería a los Reyes Magos posteriores al desencantamiento del mundo. Y su sabio consejo tiene muchas variantes en el refranero tradicional: “No se atan perros con longanizas”, “No hay duros a cuatro pesetas”, etcétera.

    Rojo daba una lección de economía familiar y universal. Los Reyes Magos no traerán la riqueza sin esfuerzo, el bienestar sin trabajo, la solidaridad pagada con dinero ajeno, la prosperidad pagada con subvenciones

    Los Reyes Magos anteriores al desencantamiento del mundo nos traían y quizá nos sigan trayendo -a quienes creemos en ellos- otras muchas ilusiones, imprescindibles para salir de todas las crisis que comienzan con la llegada al via crucis del mundo:

    – La ilusión de llegar a vivir como hombres libres.
    – La ilusión de creer en los frutos del trabajo y el esfuerzo.
    – La ilusión de esperar cuando todo está perdido.
    – La ilusión de vivir cuando la vida está en cuarentena, amenazada, hipotecada.
    – La ilusión de soñar despiertos, prestos a hacer realidad nuestros sueños…

    Sin esas ilusiones, la vida sería y es algo mucho más pobre, mezquino, rapaz, irrespirable: sin horizonte moral, sin horizonte espiritual, sin horizonte económico ni social

  10. maty dice:

    Una temporada -> …Sigueleyendo El Proust de Juan Pedro Quiñonero

    La cualidad preferida en una persona. La honestidad.

    Qué aprecias más en un amigo. La sinceridad cómplice.

    Lo que más odias. El fanatismo sectario.

"Age quod agis et bene agis" - Hagas lo que hagas, hazlo bien

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s