Manifiesto en defensa de la lengua común española

MANIFIESTO POR LA LENGUA COMÚN

Scribd: Manifiesto por la lengua común (PDF)Desde hace algunos años hay crecientes razones para preocuparse en nuestro país por la situación institucional de la lengua castellana, la única lengua juntamente oficial y común de todos los ciudadanos españoles. Desde luego, no se trata de una desazón meramente cultural –nuestro idioma goza de una pujanza envidiable y creciente en el mundo entero, sólo superada por el chino y el inglés- sino de una inquietud estrictamente política: se refiere a su papel como lengua principal de comunicación democrática en este país, así como de los derechos educativos y cívicos de quienes la tienen como lengua materna o la eligen con todo derecho como vehículo preferente de expresión, comprensión y comunicación.

Firmantes del Manifiesto por la lengua común, 23.06.2008 

Como punto de partida, establezcamos una serie de premisas:

  1. Todas las lenguas oficiales en el Estado son igualmente españolas y merecedoras de protección institucional como patrimonio compartido, pero sólo una de ellas es común a todos, oficial en todo el territorio nacional y por tanto sólo una de ellas –el castellano- goza del deber constitucional de ser conocida y de la presunción consecuente de que todos la conocen. Es decir, hay una asimetría entre las lenguas españolas oficiales, lo cual no implica injusticia (?) de ningún tipo porque en España hay diversas realidades culturales pero sólo una de ellas es universalmente oficial en nuestro Estado democrático. Y contar con una lengua política común es una enorme riqueza para la democracia, aún más si se trata de una lengua de tanto arraigo histórico en todo el país y de tanta vigencia en el mundo entero como el castellano.
  2. Son los ciudadanos quienes tienen derechos lingüisticos, no los territorios ni mucho menos las lenguas mismas. O sea: los ciudadanos que hablan cualquiera de las lenguas co-oficiales tienen derecho a recibir educación y ser atendidos por la administración en ella, pero las lenguas no tienen el derecho de conseguir coactivamente hablantes ni a imponerse como prioritarias en educación, información, rotulación, instituciones, etc… en detrimento del castellano (y mucho menos se puede llamar a semejante atropello “normalización lingüística”).
  3. En las comunidades bilingües es un deseo encomiable aspirar a que todos los ciudadanos lleguen a conocer bien la lengua co-oficial, junto a la obligación de conocer la común del país (que también es la común dentro de esa comunidad, no lo olvidemos). Pero tal aspiración puede ser solamente estimulada, no impuesta. Es lógico suponer que siempre habrá muchos ciudadanos que prefieran desarrollar su vida cotidiana y profesional en castellano, conociendo sólo de la lengua autonómica lo suficiente para convivir cortésmente con los demás y disfrutar en lo posible de las manifestaciones culturales en ella. Que ciertas autoridades autonómicas anhelen como ideal lograr un máximo techo competencial bilingüe no justifica decretar la lengua autonómica como vehículo exclusivo ni primordial de educación o de relaciones con la administración pública. Conviene recordar que este tipo de imposiciones abusivas daña especialmente las posibilidades laborales o sociales de los más desfavorecidos, recortando sus alternativas y su movilidad.
  4. Ciertamente, el artículo tercero, apartado 3, de la Constitución establece que “las distintas modalidades lingüísticas de España son un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”. Nada cabe objetar a esta disposición tan generosa como justa, proclamada para acabar con las prohibiciones y restricciones que padecían esas lenguas. Cumplido sobradamente hoy tal objetivo, sería un fraude constitucional y una auténtica felonía utilizar tal artículo para justificar la discriminación, marginación o minusvaloración de los ciudadanos monolingües en castellano en alguna de las formas antes indicadas.

 

Por consiguiente los abajo firmantes solicitamos del Parlamento español una normativa legal del rango adecuado (que en su caso puede exigir una modificación constitucional y de algunos estatutos autonómicos) para fijar inequívocamente los siguientes puntos:

  1. La lengua castellana es común y oficial a todo el territorio nacional, siendo la única cuya comprensión puede serle supuesta a cualquier efecto a todos los ciudadanos españoles.
  2. Todos los ciudadanos que lo deseen tienen derecho a ser educados en lengua castellana, sea cual fuere su lengua materna. Las lenguas co- oficiales autonómicas deben figurar en los planes de estudio de sus respectivas comunidades en diversos grados de oferta, pero nunca como lengua vehicular exclusiva. En cualquier caso, siempre debe quedar garantizado a todos los alumnos el conocimiento final de la lengua común.
  3. En las autonomías bilingües, cualquier ciudadano español tiene derecho a ser atendido institucionalmente en las dos lenguas oficiales. Lo cual implica que en los centros oficiales habrá siempre personal capacitado para ello, no que todo funcionario deba tener tal capacitación. En locales y negocios públicos no oficiales, la relación con la clientela en una o ambas lenguas será discrecional.
  4. La rotulación de los edificios oficiales y de las vías públicas, las comunicaciones administrativas, la información a la ciudadanía, etc… en dichas comunidades (o en sus zonas calificadas de bilingües) es recomendable que sean bilingües pero en todo caso nunca podrán expresarse únicamente en la lengua autonómica.
  5. Los representantes políticos, tanto de la administración central como de las autonómicas, utilizarán habitualmente en sus funciones institucionales de alcance estatal la lengua castellana lo mismo dentro de España que en el extranjero, salvo en determinadas ocasiones características. En los parlamentos autonómicos bilingües podrán emplear indistintamente, como es natural, cualquiera de las dos lenguas oficiales.

 

Firmas (orden alfabético): Mario Vargas Llosa, José Antonio de la Marina, Aurelio Arteta, Félix de Azúa, Albert Boadella, Carlos Castilla del Pino, Luis Alberto de Cuenca, Arcadi Espada, Alberto González Troyano, Antonio Lastra, Carmen Iglesias, Carlos Martínez Gorriarán, José Luis Pardo, Álvaro Pombo, Ramón Rodríguez, José Mª Ruiz Soroa, Fernando Savater

 

Por su NO COBERTURA los conoceréis  20:35

Anuncios

Acerca de maty
Nauscopio Scipiorum

50 Responses to Manifiesto en defensa de la lengua común española

  1. Mi agradecimiento doble o triple a cuantas veces ha tenido la amabilidad de hacer referencia a Mi Siglo y a lo que escribo. Me impresiona esa delicadeza. Gracias!
    José Julio Perlado

  2. maty says:

    ABC.es Por nuestra lengua común, por Hermann Tertsch

    QUIZÁS ahora puedan cambiar algo las cosas después de estos años que ha sufrido España de daños insólitos en tiempos de paz a la convivencia, a la lógica y al sentido común. Quizás ahora no sean muchos los que se atrevan ahora a llamar franquistas y fascistas, nazis o nacionalcatólicos a Mario Vargas Llosa, José Antonio José Antonio Marina, Aurelio Arteta, Félix de Azúa, Albert Boadella, Carlos Castilla del Pino, Luis Alberto de Cuenca, Arcadi Espada, Alberto González Troyano, Antonio Lastra, Carmen Iglesias, Francisco Sosa Wagner, Carlos Martínez Gorriarán, José Luis Pardo, Álvaro Pombo, Ramón Rodríguez, José Mª Ruiz Soroa y Fernando Savater. Son éstas las firmas que encabezan un manifiesto que clama por acabar en España con el suicidio colectivo cultural que supone la pasividad ante la persecución que sufre la lengua castellana en gran parte de España. Emociona pensar que dentro de unos meses sean tantos millones los que firmen esta iniciativa por la dignidad, igualdad y ciudadanía que acaben obligando a los dos grandes partidos nacionales, si siguen siéndolo, a asumir la que es probablemente su mayor responsabilidad para con el futuro de las nuevas generaciones de españoles. Carmen Iglesias y Fernando Savater marcaron ayer en el Ateneo de Madrid el punto de partida para una ofensiva en la recuperación de las libertades de los españoles. En nuestra lengua común.
    Son muchas las circunstancias españolas que pueden calificarse como anormales en nuestro entorno político y cultural por ser de imposible homologación o incluso impensables en el resto de Europa. La más cruel de todas es sin duda la subsistencia del terrorismo. La más tragicómica el pensamiento político del presidente del Gobierno y su corte de trovadores tercermundistas. Pero la más grave, la más triste y peligrosa anomalía española está sin duda en la persecución de la lengua común de todos los españoles, tolerada por el Gobierno central y auspiciada por las instituciones en diversas regiones. El hecho de que en Cataluña y en Baleares ya sea imposible cursar los estudios primarios y de secundaria en castellano, que en el País Vasco tal situación se vaya a imponer de forma inminente y que en Galicia sea el objetivo manifiesto del gobierno autonómico supone el peor escándalo de nuestra historia reciente. Las consecuencias del abismal desafuero serán terribles si no se pone coto primero y se revierte esta disparatada deriva. En medios educativos e intelectuales europeos no pueden dar crédito a las noticias que les llegan sobre la sistemática, contumaz y obsesiva persecución a que es sometida la lengua común de los españoles, hablada por más de 450 millones de habitantes de este mundo, una de las que goza de mayor crecimiento y prestigio fuera de nuestras fronteras. Nadie entiende que, en aras de ideologías etnicistas o tribales decimonónicas, en la España del siglo XXI se haya desatado un insólito pogromo contra la lengua española, organizado por instituciones del Estado y financiado con dinero público. Es imposible de explicar fuera de Carpetovetonia que en dichas regiones españoles operen -engullendo millones de euros del erario público- inmensos aparatos integrados por maestros, profesores, funcionarios, comisarios lingüísticos, policías mediáticos y cancerberos ideológicos cuyo objetivo máximo es desterrar en su zona de influencia todo vestigio de la lengua común. Resulta incomprensible ese afán por arrebatar a las nuevas generaciones la lengua más útil para su desarrollo personal y profesional en un mundo globalizado. Más lo es si cabe la escasa resistencia habida hasta ahora ante esta masiva violación de los derechos humanos y culturales. Muy pocos se han atrevido a protestar porque late la amenaza de represalias, profesionales, civiles o incluso violentas. El llamamiento de ayer es quizás el mejor acicate para una revuelta civil en defensa de nuestros derechos ciudadanos y del futuro de nuestros hijos y nietos. Bendito sería este punto de inflexión en nuestra historia reciente.

    *************************************
    @José Julio Perlado
    Tengo por norma reseñar lo mejor que encuentro en mis seguimientos diarios de sumarios RSS, donde está incluida tu casa virtual, sin que por ello lo comparta o no.
    Acostumbrado a tanta lectura basura, se agradece tu anotación sobre Marcel Proust.

  3. jose says:

    “El castellano no está perseguido; ésa es una polémica ficticia”<

    el Estado no acepta la verdadera diversidad de lenguas. Que no fomenta el plurilingüismo. Que el castellano no está perseguido en Catalunya, en Euskadi o en Galicia.
    (…)
    El nacionalismo lingüístico cree que sólo hay una lengua en el Estado, la española, y ésa es la lengua nacional por antonomasia. Las otras son secundarias. Esa ideología existe antes y después del franquismo, no es exclusiva de él. La dictadura es sólo la manifestación más contundente de la lengua-nación, vehiculada en la escuela. ¿Por qué aún hoy escritores catalanes publican en castellano?
    (…)
    Cuando se intenta que el catalán ocupe en Catalunya espacios antes ocupados por el castellano, se entiende por persecución, algo absurdo y estúpido. Lo que se teme es la posibilidad, muy remota aún, de que el catalán sea la lengua dominante en Catalunya. ¿No sería eso lo normal, siendo cooficial?
    (…)
    También yo tenía prejuicios, pero concluí, tras leer mucho y estudiar idiomas, que aquello que nos decían de lenguas más fáciles y aptas no tenía fundamento lingüístico, sino ideológico. Lo expuse en La dignidad e igualdad de las lenguas, en 2000. A partir de ahí seguí investigando y encontré más argumentos.

  4. maty says:

    Las lenguas no son objeto de derecho sino las personas. Siendo Cataluña una autonomía bilingüe lo lógico es que los servicios públicos se presten indistintamente en las dos lenguas.
    Con todo, yo soy partidario de que se incorpore el inglés como tercera lengua en todos los ámbitos, en especial en el sistema educativo y en la documentación oficial.
    La Constitución Española fue aprobada masivamente, incluida Cataluña. Mientras esté en vigor, aplíquese sin contemplaciones.
    Quien no respeta las reglas de juego aprobadas por referéndum de un modo tan mayoritario no puede llamarse demócrata, pues antepone su ideología, sea cual sea, al bien común.
    En fin, es como hablar con una pared, por ello sólo cabe aplicar la ley, pues el nacionalismo excluyente no entran a razones.

  5. maty says:

    Nihil Obstat Aquesta llengua que ens aïlla

    Mentre a Catalunya s’imposa l’obligació del català al professorat universitari, Alain Touraine, el famós sociòleg francés, opta preferentment per l’anglès en les seves intervencions a la Universitat del Québec, a Montreal, en els actes en que va ser doctorat “honoris causa” el passat mes d’abril. El professor de ciència política de la Universitat del Québec a Montreal, Marc Chevrier, interpreta així l’actitud de Touraine…

  6. Isidoro says:

    En Cataluña, ahora dicen que es de pobres y paletos el hablar en español, el mismo argumento que usaban los falangistas y franquistas. Nunca entenderé a los nacionalistas, a mi me gusta llegar a Cadiz y “sentirme en mi casa”, me gusta llegar al Pais Vasco y sentirme en casa con parte de mis antepasados, Extremadura, de la que tengo algunas raices. ¡¡ que pena !! que algunos reniegen de sus ancestros, los “perez” los “Gomez”, que solo se sientan “rovireches”, que solo se sientan “Pachis” con lo bonito que es sumar y no restar…

  7. maty says:

    Recuerdos del día de mañana Manifiesto por la lengua común

    Vivimos en la era donde la política se refugia en la cultura para hacer un campo abonado en el futuro. Es la forma más rápida y fácil de hacer clientes políticos creando reductos controlables y desde el cual se pueda aleccionar. Este es el caso de la lengua que debía ser vehículo de unión y, al final, se convierte en muro de incomunicación buscada…

  8. pepa says:

    la segunda lengua que se habla en las comunidades autónomas se convierte en primera persiguiendo o invirtiendo deliberadamente la diglosia en que ambas lenguas han venido conviviendo del mismo modo que se reinvidica la idea de estado para reclamar posteriormente la independencia y ambas prácticas son ANTICONSTITUCIONALES. Al final a los ciudadanos de algunas comunicades les va a ocurrir como a los niños que piensan que la leche viene del tetra brik. La Constitución lo deja bien claro: UN ESTADO Y MUCHAS COMUNIDADES aunque algunos políticos pretendan gobernar bajandose los pantalones. Basta de sofismas

  9. me adhiero completamente al manifiesto,sin ninguna reserva

  10. VIVA ESPAÑA says:

    La gran riqueza no es tener muchas lenguas, sino una común»
    POR BLANCA TORQUEMADA. MADRID.
    Decidido a consolidar la costumbre de recibir a ABC en bata (especialísima deferencia o, cuanto menos, guiño hacia nuestro periódico), Fernando Savater explica las razones y los fundamentos del Manifiesto por la Lengua Común que lleva su sello personal (él es el redactor) y que ha convulsionado la vida nacional. Ese texto firmado por intelectuales de primer orden se resume en la petición de que en los espacios públicos de España se respete el derecho a usar la lengua española. Toda una «provocación».
    -Ha puesto usted en órbita un manifiesto que está teniendo enorme repercusión y calado para atajar un problema que lleva ya tiempo enquistado. ¿Por qué ahora?
    -Es una preocupación que ya existía pero que últimamente crece porque acuden a nosotros padres de alumnos y estudiantes que te van contando las situaciones que se están viviendo. Y en el partido UPyD, donde ya habíamos asumido esta cuestión como uno de los caballos de batalla, nos encontramos después con la respuesta que obtuvo Rosa Díez cuando la planteó en el Parlamento el día de la investidura, sesión en la que, para nuestra sorpresa, Rajoy no dijo nada del asunto. El hecho es que Zapatero negó el problema y dijo que no había problemas ni en la educación ni en las relaciones con la Administración por este asunto. Luego, en otra intervención de Rosa en el Congreso se registraron una serie de rebuznos en la bancada socialista que ahondaron mi preocupación, porque quedó claro que el Gobierno no sólo no iba a hacer nada sino que además estaba dispuesto a convertir en choteo lo que eran unas denuncias reales. Así que había que dar forma a lo que hasta ahora sólo era un pataleo, una denuncia, una anécdota… Dar una respuesta coherente que además explicara que lo que el manifiesto plantea no tiene nada que ver con el castellano, que es una lengua potentísima y cuyo futuro está garantizado. Tiene que ver con los derechos de los ciudadanos y con el gran bien que es para una democracia tener una lengua común. Y más aún si esa lengua común es una de las más habladas del mundo. Eso de que «cuantas más lenguas más riqueza», no es así. En política la verdadera riqueza es tener una lengua común.
    -Pero el texto ha sido interpretado por determinados sectores (no sólo nacionalistas) como un ataque a las lenguas autonómicas…
    -El texto, por supuesto, no trata de atacar ni de minusvalorar a las demás lenguas, sino de explicar la especificidad del castellano y su asimetría como lengua común, y por supuesto, defiende los intereses de los castellanohablantes. Y aunque lo que dice el manifiesto es bastante obvio, lo dice de una manera ordenada.
    -¿Es usted su único autor?
    -Lo he redactado yo, aunque luego ha habido personas que me han indicado que cambiase alguna palabra, algún aspecto de la redacción que quedaba un poco ambiguo… Pero lo importante es que ahí está y se puede discutir sobre él.
    -Y vaya si se discute. Lo han calificado de racista, xenófobo…
    -Pues eso es lo bueno, porque no es admisible que un señor te diga «eso es xenófobo», o «es un ataque a las lenguas» si no especifica qué frase, qué expresión o qué punto las minusvalora o a quién se le quita el más mínimo derecho de los que se les reconocen a las otras lenguas oficiales. No cabe hacer juicios de intenciones, sino leerlo, porque, además, está argumentado de una forma más completa y más coherente de lo que se suele hacer en estos casos.
    -Pero UPyD ya está en las Cortes y puede enarbolar iniciativas parlamentarias. ¿Para qué, entonces?
    -Me parecía que aunque los partidos actúen en el Parlamento, como UPyD hasta ahora y como supongo que hará el PP también, este problema afecta a la ciudadanía, así que lo propuse por ver si había un consenso en este sentido. Y me quedé muy sorprendido por la acogida, al comprobar que había no ya los veinte intelectuales de partida, sino muchas otras personas que lo recibían casi con alivio. El planteamiento inicial fue buscar figuras de talla intelectual, y yo contaba con conseguir unas diez o doce firmas, pero enseguida tuve más, y de primer rango.
    -¿Qué firmas le parecen de especial calado?
    -Hay gente a la que nunca hasta ahora se la había visto junta en un manifiesto: Antonio López, Cristóbal Halfter, Eduardo Arroyo, Miguel Delibes, Antonio Gamoneda, Arturo Pérez Reverte… No creo que sea habitual ni que figuren juntos como firmantes de un texto. Esas firmas juntas son ya de por sí un hecho histórico.
    -Pero todas estas iniciativas que ese están produciendo últimamente, llamémoslas de reparación de la vida nacional, parece que están abocadas a un callejón sin salida si no se implica en ellas el Partido Socialista. Y nada indica que esté por la labor…
    _Querría aclarar que el manifiesto no está para que lo firmen los políticos. Algunos se han adherido a él con muy buena voluntad, como Rajoy, pero eso no tiene sentido. ¡Si el texto es una petición a los políticos!
    -Quizá el PP ha querido mostrar reflejos y que no se le escape la bandera de esta causa…
    -Pero donde tiene que mostrar reflejos es en el Parlamento, donde en otras ocasiones ha propuesto textos muy deficientes en esta materia.
    -¿Cómo está viendo el encendido debate que ha generado el manifiesto en la calle?
    -Con satisfacción, porque está permitiendo que se pongan de manifiesto cuáles son los planteamientos de los nacionalistas. Cuando consejerías de Cultura de Galicia o de Cataluña nos dicen lo de que «esto es xenófobo», o «es de la extrema derecha» (¡llaman a Delibes extrema derecha!), eso revela el tipo de cosa a la que ellos llaman xenofobia o ataque a Cataluña, u ofensa. No llaman xenofobia al tipo que va con una barra de acero persiguiendo gitanos, sino a lo que les lleva a ellos la contraria y a lo que pone cortapisas a su deseo de imposición y de dominio de esas comunidades. Y eso es importante que se sepa.
    -¿No ha pecado quizá este manifiesto de haberse lanzado «por libre», sin contar con la base de trabajo previo que habían realizado plataformas de padres del País Vasco, Galicia o Cataluña para defender el derecho a escolarizar a sus hijos en castellano?
    -Ese trabajo no sólo lo hemos recogido, sino que lo hemos apoyado en todo momento. UPyD ha sido el único partido que ha respaldado a esos grupos de padres. Pero el manifiesto es de más alcance.
    -Algunos padres temen que ese mayor alcance del manifiesto de alguna manera eclipse sus propias reivindicaciones, que son apremiantes e inmediatas.
    _Bueno, claro, quien tenga un hijo de ocho años al que matricular ahora tiene la preocupación de lo que va a pasar con el niño en septiembre. Ahora bien, ése no es el meollo, porque el problema no es sólo educativo. La educación es uno de sus aspectos. Y que se aborde el problema de una forma global no puede ir en perjuicio de la solución de las dificultades particulares. Que el manifiesto plantee soluciones a más largo plazo como puede ser la de la reforma de la Constitución, en último término, no quiere decir que no se tenga que procurar solventar antes esas demandas concretas.
    -La ministra de Educación ha dicho que teme que el manifiesto convierta una cuestión lingüística en un problema político, ¿qué opina?
    -Pues que precisamente eso es lo que buscamos. Que se convierta en un tema político. La defensa de la lengua común es una prioridad política y queremos que se aborde desde la política, no queremos que sea una cuestión cultural, ni municipal… Y negar el problema es absurdo, es como lo de que no hay crisis económica, o lo que la directiva de retorno europea les va a venir bien a los inmigrantes… El Gobierno, quizá llevado por el entusiasmo de su Ministerio de Igualdad, se cree que somos todos igual de tontos.
    -Ahora está el manifiesto en su fase de recogida de firmas y, después, ¿qué se hará con ellas?
    -El manifiesto se hace para que la gente tenga una argumentación, una visión de conjunto y también para que pueda presionar a los partidos. Pero ahora son los partidos los que tienen que llevar al Parlamento propuestas e instancias que recojan estas cosas y, si no, ya hay asociaciones que plantean movilizaciones en la calle. Lo que no se puede es decir esto es irremediable, que esto no hay quien lo pare, que dentro de veinte años ya no se hablará castellano en Cataluña… No, mire usted, esta idea de que el proceso nacionalista es irremediable y no hay más remedio que asumirlo es una tontería. Y las tonterías hay que combatirlas con decisión. Lo que no puede ser es que la gente, porque no tenga hijos o porque viva en una comunidad donde no tiene ese problema se desentiendade lo que afecta a sus conciudadanos.
    -Si no hay respuesta adecuada de las instituciones españolas, ¿podrían llevar ustedes esta cuestión ante alguna instancia internacional?
    -Sí, si así fuera sería prudente empezar a pensar en llevarlo ante organismos internacionales. Lo que pasa, por otra parte, es que el Consejo de Europa tiene unos planteamientos bastante raros sobre estas cosas por un multiculturalismo un poco delirante. Lo digo con contrición, porque siempre he sido europeísta, pero hay que empezar a mirar a Europa con cuidado.
    -¿Cabe alguna opción de que el Gobierno socialista llegue a recoger esta reivindicación en defensa de la lengua común?
    -Si en un momento dado piensan que el clamor social tiene suficiente peso yo creo que sí, porque es un Gobierno muy pragmático para el que los principios son «a lo Groucho», que los cambian cuando no les gustan, y no tiene mucho más criterio que el ver si una cosa le rinde o no; igual que ahora son pronacionalistas porque les va bien, en otro momento y en un contexto de crisis económica pueden aceptar esto para contentar a la población.
    -¿Siempre a golpe de coyuntura?
    -Por supuesto. Desgraciadamente, en esta gente hay muy poca solidez.
    -O sea, en Zapatero…
    -Bueno, en la gente que está ahora al frente del partido y que tiene nula capacidad para solucionar problemas que estén más allá de la punta de su nariz.

  11. El Llibreter says:

    Sinceramente, no entiendo el revuelo que ha causado el manifiesto. El objetivo de los firmantes es anunciar públicamente que cambian un juguete roto precozmente a causa de los defectos de fábrica (Ciutadans) por otro juguetito nuevo. Nada más. No aporta nada nuevo.
    A este nacionalismo español le molesta que no parezca que estemos en España en todas partes: puro amor al simulacro estético, aunque para ello tenga que hacer pasar por naturales lo que sólo son artificios retóricos: la desafortunada expresión “lengua principal de comunicación democrática en este país” ya invalida todo el manifiesto, por absurda.
    Saludos cordiales.

  12. maty says:

    Llibreter, tu incapacidad de empatía con los otros, con los que padecen situaciones de discriminación por razón de lengua es lo que puede leerse tras tus palabras.
    Donde tu ves lenguas, yo veo personas cuyos derechos constitucionales y humanos están siendo violados sistemáticamente en Cataluña con la complacencia del PSOE de Zapatero ahora y del PP de Aznar antes.
    Bien sabes que soy catalán, tanto o más como tú, bilingüe, mas no puedo mirar para otro lado ante la injusticia sistemática, al menos mi conciencia me lo impide.

    Lo dicho, para mí es una cuestión de principios, de derechos, de personas.

  13. El Llibreter says:

    ¿Empatía? Si ser emigrante, vivir en un barrio obrero donde el manifiesto no interesa a nadie porque nadie se siente discriminado por hablar únicamente español, donde a nadie le interesan las obsesiones conspiranoides de los de siempre, es carecer de empatía, pues será eso. Será que no hablo ni con mi familia ni con mis vecinos, será que no conozco sus problemas reales, será que soy autista.
    Lo dicho, se les ha roto el juguetito Ciutadans y se han comprado uno nuevo: eso es todo.

  14. maty says:

    El Manifiesto no interesa como tantas otras cosas, pues los medios de (in)comunicación catalanes han estado siempre al servicio del nacionalismo excluyente.
    A la gente le interesa otras cosas más mundanas y prescinden de la buena información, de espaldas a la política, a la economía, a la Cultura, a la ciencia, al pensamiento…
    Pero el tiempo termina pasando factura a quien no se ha concienciado. En estos momentos, a tantos hipotecados desde el año 2002.

  15. El Llibreter says:

    Ya nada tuyo me sorprende, Maty: vuelves a utilizar la misma táctica escapista de siempre.
    Te planteo unos argumentos y tú no sólo no los tienes en cuenta sino que respondes atacándome personalmente, insultando. Así no se puede hablar. Desmonto el ataque personal y, sin haberte tomado la molestia de responder al planteamiento inicial, pretendes que haga lo que tú deliberadamente no has hecho.
    Esta secuencia es idéntica a otras que hemos mantenido en otros sitios.
    Antes que de izquierdas o derechas o de centro o nacionalistas de un signo u otro, distingo a las personas entre aquellas con quienes se puede conversar y aquellas con las que es imposible conversar porque se creen tan en posesión de la verdad absoluta que los argumentos de los demás les resultan indiferentes.
    Por mi parte, la discusión se ha acabado.
    Adiós.

  16. maty says:

    No debemos tener la misma comprensión de nuestra lengua común, pues soy incapaz de percibir insulto alguno hacia tu persona.
    Lo único, en un comentario anterior: “incapacidad de empatía hacia los otros”, tras lo cual hemos seguido discutiendo. Te puede disgustar, pero en modo alguno pretendía ser un insulto, pues procuro guardar siempre las formas cuando estoy en un espacio público como es internet. Bien sabes que el que suele ser víctima de insultos soy yo.

    En todo caso, como te has considerado insultado, aún no siendo mi intención, te pido disculpas.

  17. Saïd says:

    Recientes iniciativas emprendidas desde algunos sectores intelectuales, políticos, mediáticos y ciudadanos están tratando de promover un modelo homogéneo de nación española. Un modelo basado en la idea de superioridad de la lengua castellana por encima de las otras lenguas cooficiales dentro del estado, un modelo que pretende aumentar el peso social del castellano en las regiones bilingües en detrimento de las otras lenguas españolas, un modelo sin duda basado en una concepción decimonónica de la Nación que no se corresponde con la realidad intercultural de la España del siglo XXI.
    Pues eso: si quieren promover más el independentismo sigan con su nacionalismo españolista etnocentrista y ya veremos como acaba su querida España.

  18. Santi Capella says:

    En defensa del latín.
    Quem deus vult perdret,prius dementat.
    Siendo catalán, en casa se hablaba castellano y con los amigos en catalán. Hoy en dia con mis hijos hablo en catalán, con mi mujer en castellano y catalán, en el trabajo indistintamente uno u otro idioma, además de francés o inglés.
    Con un mínimo de base cultural y hábito de lectura todo ello es normal. Los problemas aparecen cuando empieza la segregación; yo no conozco a nadie a quién en Catalunya se le haya despreciado por hablar en castellano, al contrario, por norma general se cambia a ese idioma. En cambio, por hablar catalán,incluso en Catalunya, he tenido que oir desprecios, insultos y desaires diversos. Hasta tal punto es así, que en conversaciones privadas en catalán en el resto de España, se atreve a inmiscuirse cualquier enterado, exigiendo vaya usted a saber cuales obligaciones.
    Francamente, estoy hasta las narices de una polémica falsa, maniquea, artificial, interesada, y un sinfin de epítetos que me guardo para otra ocasion.
    Como encabezaba el escrito, salvemos el latín, al menos era la lengua común a las nuestras. Si ello ya no es posible, leamos (de todo), aprendamos cuantos más idiomas mejor, empaticemos con otras culturas. El origen de estas y casi todas las discrepancias está en el desconocimiento del otro y el miedo a ello que lleva implícito.
    Por cierto, como yo sí puedo entender que alguien no entienda ese idioma común, aclaro: “a quienes los dioses quieren perder, primero lo enloquecen”
    Ustedes mismos.
    Cordialmente.

  19. alfon says:

    Santi Capella,
    Entre otros muchos ejemplos de polémicas falsas:
    http://www.vozbcn.com/2008/07/03/2827/plataforma-llengua-denuncias-linguisticas/
    “Plataforma per la Llengua ha editado un desplegable (PDF) que distribuirá entre asociaciones de consumidores para, según indican en un comunicado, ‘concienciar a la población sobre la necesidad de incorporar el criterio lingüístico en la práctica del consumo responsable’, y propone varias líneas de actuación para ‘escoger determinados productos o reclamar para poder expresarse en la lengua propia’. Plataforma per la Llengua saltó a la fama tras el escándalo de las prácticas extorsionadoras destapado en un reportaje con cámara oculta emitido en octubre de 2007 por Intereconomía TV.
    La entidad propone, entre otras cosas, denunciar ante la Oficina de Garantías Lingüísticas de la Generalidad a las tiendas, supermercados, bares, restaurantes o establecimientos públicos en general que no atiendan oralmente y por escrito en catalán.
    También recomienda quejarse a las empresas cuyos productos no se etiqueten en catalán e incluso proporciona páginas web donde informan de las empresas que sí lo hacen, para elegir qué productos comprar y cuáles no.
    Plataforma per la Llengua recomienda denunciar a las empresas que ofrecen ofertas telefónicas y no utilizan el catalán, o si no lo entienden, aunque estas estén situadas fuera de Cataluña.

  20. maty says:

    EL PAÍS El TSJC obliga a aplicar la tercera hora de castellano en Primaria desde septiembre

    El auto del TSJC menciona que el 95% de los 1.427 centros docentes catalanes no alcanza el mínimo de horas de enseñanza del castellano o en lengua castellana que fija el Anexo III del Real Decreto 1513/2006. Según explica, este mínimo de horas para la educación de lengua y literatura castellana se fija, dentro del ciclo inicial de la etapa de educación primaria, con carácter general en todo el territorio del Estado, en 315 horas al año. Para el segundo y el tercer ciclo se prevén 280 horas. Ahora bien, Cataluña, al igual que las restantes autonomías que cuenten con una lengua cooficial, pueden disponer del 10% del horario escolar para la enseñanza de su lengua propia.
    El Tribunal considera que, durante el curso escolar 2007-2008, no se ha garantizado el cumplimiento de estos horarios mínimos en el primer ciclo de la educación Primaria.

    Llegará Septiembre y volverán a violar la ley, como también los autos y sentencias judiciales. En un país serio, los responsables serían encausados judicialmente: el gobierno de la Generalitat.

  21. Javier Fernandez says:

    Nada nuevo bajo el sol, de nuevo el nacionalismo rampante español contra todo lo que signifique variedad o diferencia!
    A ver si os enterais, EL CASTELLANO ES TAN PROPIO DE CATALUÑA COMO EL CHINO! NO SOMOS ESPAÑOLES!

  22. maty says:

    Eso digo yo, a ver si se enteran el resto de catalanes que Tarragona no es Cataluña, al menos no lo parece para la Generalitat de Barcelona, que bien poco invierte en las comarcas tarraconenses en comparación con la riqueza que se ha ido generando estos años.
    Ya puestos, siendo Tarraco la primera capital de facto de la Hispanis romana, que Barcino sea la actual capital autonómica es una afrenta histórica. También la imposición de la normalización lingüística del catalán, que atenta contra nuestra variante “dialectal”, más próxima al valenciano de Castellón que al catalán de Gerona.
    Y así podríamos estar en un debate bizantino, cada uno interpretando la historia común a su antojo. Por eso el discurso ha de centrarse en el ciudadano, en la persona, que es el único objeto del derecho, junto a la empresa.
    Lo dicho, cultivar la variedad, la pluralidad, enriquece. El monocultivo lingüístico empobrece. Pero, en todo caso, la decisión corresponde al contribuyente no a la administración política de turno.

  23. Santi Capella says:

    Alfon,
    Las “polémicas falsas” son aquellas que se generan a partir de imposiciones de cualquier tipo, ergo tanto en un sentido como en otro y provienen de quienes utilizan la lengua, la raza, la orientación sexual, la religión, para hacer política. Política que no sabrían hacer sinó es contra algo o alguien. Cuando en realidad la poítica debería ser únicamente la administración más cuidadosa del estado, que somos todos. Los políticos han pasado de ser contables a creerse los dueños de lo administrado.
    Ahora bien, un observador externo que analice las diversas directivas y leyes promulgadas no ahora, sinó en los últimos 300 años, constatará la absoluta preponderancia de las leyes contra el catalán sobre las que igualan a éste con el castellano; no digamos ya las contrarias a éste o las que prohíben una y otra lengua en cualquier época. Solamente el catalán ha sido prohibido en Catalunya, no el castellano. Agradeceré que no lo olvides, yo no lo hago.
    Tampoco en Catalunya se ha hecho campaña contra “lo castellano” o “español”, como sí se hizo contra “lo catalán”.
    Como le dije en una ocasión a una vieja amiga de Valladolid, “¿por que sois tan separatistas los españoles?”, más adelante entendió mi pregunta.
    Aparte de otros hay un punto incongruente ya del todo en el texto del “manifiesto” que menoscaba el adjetivo de “intelectuales” de los redactores y/o firmantes: si la lengua concierne a los “ciudadanos” y no a los territorios, ¿por que citan al castellano como única lengua del “territorio nacional”?
    un poco de congruencia por favor.
    Hace años que pienso que la relación de España con Catalunya se parece demasiado a una relación matrimonial donde ella (Catalunya) no deja de querer a su marido (España) pero éste no colabora, le administra su patrimonio, le grita, la agrede, la desprecia y acaba matándola porque “era suya”, en vez de dejar que se realice como persona, se sienta libre de quererlo y de crecer juntos.
    ¿Quén se extraña de que ella pida el divorcio?
    De pena.

  24. alfon says:

    Santi,
    No sé, la verdad, como han sido las leyes hace 300, 150, ni tan siquiera hace 25 años respecto al tratamiento del catalán. Lo que si sé, es que desde las instituciones catalanas, ciertos sectores de la cultura, periodistas, etc, el tratamiento a todo lo que sea hablar en castellano ha sido casi de desprecio. Me viene a la mente, por ejemplo, las multas por rotular en castellano, la imposibilidad del estudo en castellano, tercera hora del castellano, victimismo sobre el exterminio del catalán, guías y otras publicaciones que desde consejerías solo se publican en catalán, el famoso nivel C del catalán y similares, lo de la vigilancia del catalán en los patios de recreo, etc, etc,
    Y eso de la relación matrimonial donde Cataluña no deja de querer a España….. ufff. Tiene tela. Supongo que te refieres a que Cataluña quiere ser independiente, eso si, recibiendo toda la “pela” que pueda del resto.

  25. Santi Capella says:

    Alfon,
    me da que no vives en Catalunya, o almenos no vives la realidad de por aquí. Por tanto todas esas actuaciones a que haces referencias las mencionas de oidas. Lástima.
    Es bueno ir a la fuente para saber de que se habla, en caso contrario se cae en el antiguo juego del “teléfono”, que era divertido cuando niños però ahora cansa un poco.
    Si alguna vez te has sentido personalmente maltratado por hablar castellano en Catalunya, o has visto a alguien maltratado por ese tema en esas circunstancias, entendería el comentario.
    Yo personalmente he oido insultos al catalán, a lo catalán, y a mi acento. No soy polaco, de hecho hay temas en que los polacos se parecen a los castellanoe más que a los catalanes.
    Créeme, lo peor que puede sentir uno es verse tratado como estranjero en su propio pais, por ese motivo dije lo de los “separatistas españoles”, nos separan voluntariamente de su lado.
    Deberías tratar de comprender que cada vez somos menos los que pensamos que hay más cosas que nos unen que las que nos separan; obervaciones malintencionadas y sesgadas de la realidad y el día a día provocan sentimientos encontrados.
    Diré más, cuando crío, en mi escuela se hacía clase en catalán normalmente, teníamos un crucifijo en la pared con una foto a cada lado y cuando venía la inspectora se hacía todo en castellano. Había alumnos de Sevilla, y de Toledo y de otras partes de España. Nadie nunca se quejó, no hubo el más mínimo problema y todos aprendimos a la vez dos idiomas, lo que nos aportó facilidad para aprender un tercero, que en aquella época era el francés.
    ¿que más se puede pedir? eso es cultura, no imposición. Era el año 1970.

  26. alfon says:

    Santi,
    Eso de que no vivo en Cataluña, ya me suena a lo mismo de siempre, al mismo argumento, cuando faltan otros, que se esgrime desde medios de comunicación catalanes, etc. Además noto también en tu contestación un cierto y socorrido victimismo.
    No me hace falta tener que vivir en Cataluña. La información es abundante y uno sabe donde escoger la buena. No solo información de los medios, conozco gente también allí.

    “Créeme, lo peor que puede sentir uno es verse tratado como estranjero en su propio pais,”

    Ustedes los catalanes haceis mucho, mucho en veros como extrageros en vuestro propio país. No todos, se entiende.

    “Había alumnos de Sevilla, y de Toledo y de otras partes de España. Nadie nunca se quejó, no hubo el más mínimo problema y todos aprendimos a la vez dos idiomas,”

    Que tiempos aquellos, ¿ verdad ?. Y como ha cambiado todo con los nacionalismos.
    Esas referencias a las que hago alusión y entiendes que son de oídas…. las he repasado y todas están repaldadas por informaciones veraces. Y lo penoso es que en muchos de esos casos, como dice Maty:

    “Llegará Septiembre y volverán a violar la ley, como también los autos y sentencias judiciales. En un país serio, los responsables serían encausados judicialmente: el gobierno de la Generalitat.”

    Todo viene de arriba. Y como tu dices al fina, esa es la clave, la imposición de las cosas.

  27. karlitoss says:

    Todo esto me parecen chorradas políticas para crear corrientes de opinión y generar votos en las elecciones.

  28. Santi says:

    Alfon
    Lo de que no vives en Catalunya, se comprende por alguna afirmación pelín tendenciosa como el tema de “la vigilancia… en los patios de recreo”, ¿de donde ha salido eso? por favor un poco de seriedad.
    Lo que sí es cierto y constatado (por mí) es que mis sobrinos, que son realmente “de la ceba” es decir educados integramente en catalán, en un entorno familiar catalanohablante, etc, con cuatro y ocho años hablan y entienden perfectamente el castellano. Eso sí que es presión de una lengua sobre otra, lo demás son cuentos chinos.
    En cuanto a lo de los nacionalismos, de acuerdo en parte, porque si hay un nacionalismo presionante es el español mal entendido.
    Lo de victimismo, te lo aclaro rápido, hace unos cuantos años mi padre fué a un campo de futbol en Madrid, donde jugaba el Barcelona, no iba nunca pero se presentó la oportunidad. Por tanto se sentó en general; detrás suyo un individuo iba gritando sus consignas y saludos a los familiares del equipo visitante, mi padre no se alteró; llegó un momento en que el individuo en cuestión vociferó “extranjeros, que sois unos extranjeros”, ahí le dió… mi padre se levanto en su 1,92 con lo que quedo cara a cara con el de la gradería anterior y solamente le cogió la mano y dijo “cálmese hombre”, lo que el otro hizo, para el resto del partido.
    Yo mismo en Holanda, en un hotel encuentro dos españoles intentando entenderse con la recepcionista, como no hablan inglés les ayudo y, sorprendidos me dicen: “¿eres español?¿de donde?”, “de Barcelona” contesto, entonces dicen “ah claro, de Barcelona…es como fuera de España”
    En ambas situaciones no somos nosotros los que damos pié a ello, pero deberás reconocer que es una historia largamente repetida.
    Cambiando un poco el tercio, cuando alguien haga un manifiesto en defensa del castellano bien hablado y escrito os aseguro que lo firmaré. Estoy hasta las mismas narices de que mal llamados intelectuales, periodistas, comunicadores, locutores de todo medio, sean incapaces de redactar y pronunciar correctamente su propio idioma.
    Es deleznable como se maltrata el idioma en televisiones y radios tanto públicas como privadas.
    Desde esta pequeña tribuna donde parece que hay preocupación por el castellano, ruego que alguien con la suficiente voz se ponga a ello.
    Que si el español que hay que salvar es el que leo y oigo, apaga y vámonos.
    cordialmente

  29. maty says:

    Jordi -> La Moqueta Verde Castellano contra lenguas regionales
    Un gran hilo al respecto. Grande porque se argumenta debidamente la posición defendida por cada comentarista, fenómeno en peligro de extinción en la red hispana, tan maleducada.

  30. maty says:

    Nihil Obstat La llengua com a instrument de la utopia

    …Si a Catalunya la promoció del català s’ha pogut fer a costa de la discriminació del castellà –això i no altra cosa és la “discriminació positiva”- ha estat perquè durant molts anys tothom ha acceptat de manera acrítica i acomplexada la política nacionalista d’imposar el català, i només el català, com a llengua dominant. Ningú no ha volgut veure que l’objectiu dels nacionalistes no era tant el reparar la injustícia històrica de la persecució del català i la voluntat de situar-lo en una posició d’igualtat i normalitat institucional respecte el castellà, sinó d’imposar-lo progressivament fins a convertir-lo en la llengua oficial, i probablement única, d’una futura Catalunya independent.
    És per això que els nacionalistes no poden acceptar que el català sigui qüestionat com a llengua vehicular a l’ensenyament i a l’administració autonòmica. Forma part indisoluble del seu projecte polític i ideològic. Acceptar-ho seria tant com renunciar al seu somni d’una “Catalunya triomfant que tornarà a ser rica i plena” i que en gran part només existeix en la seva imaginació. El nacionalisme català no existiria sense la llengua. Sense aquest pal de paller, el seu projecte nacionalitari no tindria sentit ni significació. És per això que el català serà sempre el seu cavall de batalla.
    Pels que no som nacionalistes, en canvi, la relació amb la llengua no forma part de la utopia. No està necessàriament vinculada amb cap projecte d’enginyeria social ni de construcció nacional. La llengua és un dret personal, una extensió de la llibertat individual i essencialment una eina de comunicació i d’expressió, però no un instrument polític que determina l’arquitectura institucional de la comunitat tribal a la que hem de pertànyer obligatòriament.

  31. Manel says:

    Estic d’acord amb el manifest, la solució és senzilla. Espanya, pels Espanyols. Catalunya independent.

  32. maty says:

    I Tarragona pels tarragonins.
    La incapacidad argumentativa de muchos es un ejemplo palmario del fracaso de nuestro sistema educativo.

  33. maty says:

    La Voz de Barcelona La Vanguardia asegura que la inmersión lingüística obligatoria no supone ‘ninguna merma de derechos’
    Una vez más se confirma la colaboración necesaria de los medios de (in)comunicación tradicionales catalanes con el nacionalismo excluyente.

    Algún día la historia pondrá a todos en su lugar. Mientras tanto, las versiones digitales son objetivo preferente de los filtros antipublicidad nauscópicos para el navegador Firefox.

  34. maty says:

    LA VANGUARDIA “No firmaré el manifiesto del castellano, no es necesario”
    Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PPC por el dedazo de Rajoy.

  35. maty says:

    La Voz de Barcelona Entidades nacionalistas subvencionadas, en defensa del uso exclusivo del catalán

    Hasta 23 entidades, todas de claro carácter nacionalista y subvencionadas por la Generalidad de Cataluña, entre las que se encuentran asociaciones de inmigrantes y emigrantes, han recuperado un texto firmado el 23 de abril de 2008, en defensa del uso exclusivo del catalán.
    El Ateneo de Barcelona verá, una vez más, cómo se pone de lado de una parte de la población y da la espalda a la realidad presentando un texto -firmado ya el 23 de abril de 2008- en el que se pide que el catalán sea la única lengua vehicular de la enseñanza, recuperado ahora como respuesta al Manifiesto firmado ya por cerca de 200.000 personas que pide que tanto catalán como español sean lenguas oficiales de hecho en Cataluña…

  36. maty says:

    ABC.es ¿Quién teme el Manifiesto?, Miquel Porta Perales

    EN España ocurren cosas sorprendentes. Sorprende que un grupo de intelectuales suscriba e impulse un Manifiesto por una lengua común en que se argumenta lo indiscutible y reivindica lo obvio. ¿Acaso es discutible que todas las lenguas oficiales en el Estado son patrimonio compartido e igualmente españolas y merecedoras de protección institucional? ¿Acaso es discutible que el castellano es la lengua común de los españoles y debe ser conocida por todos? ¿Acaso es discutible que son los ciudadanos -no los territorios ni las lenguas- quienes tienen derechos lingüísticos? ¿Acaso es discutible que en las comunidades bilingües se fomente -sin discriminación o marginación de la lengua común- el conocimiento de la lengua cooficial? Todo ello es indiscutible. ¿Por qué -entonces- el Manifiesto por una lengua común? Porque en algunas Autonomías se han instalado el esencialismo, el monolingüismo, el victimismo y el anticastellanismo lingüísticos. El esencialismo que hermana lengua e identidad y sostiene que la nación catalana, gallega o vasca se alza sobre una sola lengua denominada propia que excluye el castellano. El monolingüismo que impone la denominada lengua propia como única lengua oficial de facto de la Autonomía. El victimismo que inventa un enemigo al que atribuye cualidades como el expansionismo lingüístico. El anticastellanismo de quien desea marginar y descartar el castellano de toda manifestación pública.
    El cuádruple fundamentalismo lingüístico se traduce en una triple ofensiva nacionalista periférica. En primer lugar, una ofensiva ideológica que refuerza la dicotomía entre lengua propia -catalán, gallego y vasco- e impropia -castellano- de la Autonomía, que realza la relación entre lengua propia e identidad propia identificando lealtad lingüística con lealtad nacional, que concibe el castellano como una amenaza y sostiene que las lenguas autonómicas cooficiales están relegadas y minorizadas. En segundo lugar, una ofensiva política que discrimina negativamente el castellano y positivamente las lenguas autonómicas cooficiales. En tercer lugar, una ofensiva legal que establece que la lengua autonómica cooficial «es la lengua de uso normal y preferente de las administraciones públicas y de los medios de comunicación públicos de Cataluña, y es también la lengua normalmente utilizada como vehicular y de aprendizaje en la enseñanza» (artículo 6.1 del Estatuto de Cataluña, 2006), que instituye un proceso de normalización e inmersión lingüísticas que oculta un proceso de substitución lingüística (la Ley de Normalización Lingüística de la Generalitat de Cataluña de 1983 podría endurecerse con la Ley de Educación de Cataluña, actualmente en proceso de redacción, que suprimiría la llamada «tercera hora de castellano» que el Ministerio quiere introducir en la enseñanza primaria), que implanta -a través de la eufemísticamente denominada Oficina de Garantías Lingüísticas- sanciones económicas para garantizar que «la señalización y los carteles de información general de carácter fijo y los documentos de oferta de servicios para las personas usuarias y consumidores de los establecimientos abiertos al público han de estar redactados, al menos, en catalán» (artículo 32.3 de la Ley de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña, 1998). Al respecto de la ofensiva legal conviene añadir que, por tercer año consecutivo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ordena a la Generalitat de Cataluña que en los impresos de preinscripción escolar aparezca la casilla que otorga a los padres la opción para elegir la lengua en que quieren educar a sus hijos. Pero José Montilla -prisionero de una ERC que puede romper el tripartito- incumple esta resolución del Alto Tribunal catalán. Como incumple también otra resolución del mismo Tribunal que establece la tercera hora de castellano en Primaria. Si Montesquieu levantara la cabeza, comprobaría -horrorizado- que en Cataluña sólo se cumple la ley cuando interesa. ¿Montesquieu? Un españolista recalcitrante, asegurarían el catalanismo y el tripartito. El resultado: en Cataluña se puede matricular a los hijos en una escuela catalana, inglesa, francesa, alemana, italiana, suiza o japonesa, pero no castellana.
    La deriva monolingüe y la obsesión identitaria, que se desprenden del fundamentalismo lingüístico y la ofensiva nacionalista periférica, tiene su consecuencia y su intención. La consecuencia: se reduce la libertad individual de elección de lengua, se considera como impropia una lengua castellana que es la propia de al menos la mitad de los ciudadanos catalanes, se limita el universo simbólico e intelectual del ciudadano, se problematiza el ser catalán-español de los ciudadanos catalanes que usan el castellano como vehículo habitual de comunicación, se cuestiona el carácter catalán de la cultura hecha por catalanes en lengua castellana, se obstaculiza el traslado de población y las oportunidades de trabajo interregionales. La consecuencia de la consecuencia: amparándose en el reconocimiento de la pluralidad lingüística, se impone el monolingüismo y el monoculturalismo. La intención: se niega -o relativiza en grado extremo- la lengua común castellana con la finalidad de dibujar fronteras identitarias y nacionales entre España por un lado, y Cataluña, Galicia y el País Vasco -quizá también las Islas Baleares- por otro identificando, como decíamos antes, lealtad lingüística con lealtad nacional. La intención de la intención: la reivindicación de una España plurilingüe, el dibujo de fronteras identitarias y nacionales por razón de lengua, esconde el proyecto -de momento- de un Estado plurinacional en que las partes tendrían el derecho a la soberanía.
    Frente a ello, el Manifiesto por una lengua común reivindica -como decíamos al inicio- lo obvio. Es decir, que el Parlamento español -el Gobierno no está por la labor por los peajes que debe pagar- fije inequívocamente que la lengua castellana es común y oficial a todo el territorio español y como tal su comprensión puede serle supuesta a todos los ciudadanos españoles, que los ciudadanos que lo deseen tengan derecho a ser educados en castellano, que las lenguas cooficiales autonómicas tengan derecho a figurar en los planes de estudio de sus respectivas comunidades pero no como lengua vehicular exclusiva, que los ciudadanos de autonomías bilingües tengan derecho a ser atendidos institucionalmente en las dos lenguas oficiales, que en el ámbito público no oficial el uso de una u otra lengua sea discrecional, que en la rotulación de los edificios oficiales y las vías públicas, así como en las comunicaciones oficiales administrativas y la información a la ciudadanía, no deba emplearse únicamente la lengua autonómica, que los representantes políticos en sus funciones institucionales de carácter estatal usen habitualmente la lengua castellana, que en los parlamentos autonómicos bilingües se puedan emplear las dos lenguas oficiales.
    ¿Quién teme el Manifiesto por una lengua común? Los nacionalismos periféricos -además de tergiversar el contenido a mayor gloria de sus intereses- lo han recibido mal. La enésima maniobra del españolismo excluyente, dicen. Y el caso es que, en ningún momento, el documento -señores: no se trata de un texto patriótico, sino de una defensa de la libertad individual y el sentido común- minimiza o desdeña las lenguas cooficiales autonómicas. Y el caso es que, gracias a ese supuesto españolismo excluyente, las lenguas cooficiales autonómicas han cobrado impulso y ganado protagonismo. ¿Por qué los nacionalismos periféricos temen -porque lo temen: por eso lo descalifican con acritud y sin aceptar el reto que plantea- el Manifiesto por una lengua común? Quizá porque en sus líneas se reclama algo tan indiscutible y obvio como la libertad de elección de lengua y los derechos fundamentales.

  37. maty says:

    La Voz de Barcelona Los castellanohablantes en Cataluña, como los anglohablantes en Extremadura

    El secretario de Política Lingüística de la Generalidad de Cataluña, Bernat Joan, en un artículo publicado este miércoles en El Periódico, ha situado al mismo nivel los derechos lingüísticos de los castellanohablantes en Cataluña que los de los anglohablantes en Extremadura: ‘¿Un anglohablante puede exigir su lengua al ayuntamiento de Quintanilla de Onésimo, en un juzgado de Cáceres, en una taquilla de Orleans, o en una estación de trenes de Kosice? Si no pueden hacerlo los que hablan la lengua más común de todas, poco podrán atreverse, aunque sea en un ambiente más restringido, sin insultar la inteligencia, los hablantes de una pequeña lengua europea con gran peso en América’

  38. Joan says:

    Espanya, una de les millors coses que té és la diversitat lingüística. Els espanyols i espanyoles haurien d’estar contents ja que per sobre de tot hi ha la llengua espanyola. Jo com a a català defenso íntegramnet la llengua catalana, la meva llengua i la de Catalunya. Per tant impugno aquest manifest que no té cap argument amb lògica. Aquí les llengües minoritaries (català – valencià, basc i gallec) són les que estan patint més la globalització i la influència del castellà. El que em fa ràbia són aquesta colla de castellanoparlants que no saben apreciar les altres llengües, que es pensen que a Espanya hi ha de predominar el castellà. Per tot això i + mostro el meu desacord cap a aquest manifest i a tota la gent que l’ha signat.
    Visca Catalunya!
    España, una de las mejores cosas que tiene es la diversidad lingüística. Los españoles y españolas deberían estar contentos ya que por encima de todo está la lengua española. Yo como aa catalán defiendo íntegramnet la lengua catalana, mi lengua y la de Cataluña. Por lo tanto impugna este manifiesto que no tiene ningún argumento con lógica. Aquí las lenguas minoritarias (catalán – valenciano, vasco y gallego) son las que están sufriendo más la globalización y la influencia del español. Lo que me da rabia son esta panda de hispanohablantes que no saben apreciar las otras lenguas, que creen que en España hay predominar el español. Por todo esto y + muestro mi desacuerdo hacia este manifiesto ya toda la gente que lo ha firmado.
    Visca Catalunya!

  39. maty says:

    Lo mejor y su mayor riqueza que tiene España son los ciudadanos españoles, con derechos inalienables que están por encima de las lenguas que utilicen libremente.
    Cuando se restringe libertades cívicas se anda la senda del totalitarismo, como sucede en Cataluña con los nacionalistas excluyentes.
    También soy catalán y bilingüe, como la gran mayoría, pero me importan más las personas. En cuanto a la Cultura, para mí lo capital es el contenido y no el continente. Eso sí, que el continente (lengua) sea óptimo y cuidado (el catalán y el castellano/español cada vez es peor utilizado por la (de)generación LOGSE).

    ¿Qué interés tiene un pomposo poema, con palabras grandilocuentes si es vacuo?

    Tal es el mal que afecta muy gravemente a la Literatura en catalán desde hace años, demasiados, mucho más que la escrita en la otra lengua común, que ya es decir.
    Me da igual la lengua utilizada, quiero EXCELENCIA en su uso, tanto en la forma como en el contenido en el ámbito público.

  40. maty says:

    lavozdebarcelona.com Maragall: ”El problema de la educación en Cataluña no es la lengua”

    El consejero de Educación de la Generalidad, Ernest Maragall, ha señalado este jueves en una conferencia en Madrid ante la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, que el Gobierno autonómico no tiene intención de aplicar la tercera hora de castellano en primaria.
    Durante un desayuno en el Fórum Europa de Nueva Economía Fórum, Maragall ha asegurado que la Generalidad “trabajará siempre en el ámbito de la normativa” pero también “defenderá con todas las consecuencias sus planteamientos en este terreno”

    Si un ciudadano corriente vulnera la ley ésta cae sobre él con todo su peso. Pero si ocupa un cargo político y además es nacionalista, la fiscalía y el juez instructor miran para otro lado.

  41. maty says:

    LIBERTAD DIGITAL PSE y PP pactan poder elegir la lengua en la enseñanza

    En materia de educación, populares y socialistas vascos han acordado la libre elección por los padres de la lengua vehicular (castellano o euskera) en la enseñanza de sus hijos, aunque en ambos casos estarán obligados también a estudiar la otra lengua. Este derecho de los padres se garantizará durante el proceso de matriculación del alumno. Además, se potenciará el estudio del inglés y se avanzará en la introducción del trilingüismo en las escuelas. También se eliminarán los artículos de la ley que imponen la enseñanza en euskera…

    Por desgracia, el PSC de Montilla y Zapatero es, ante todo, nacionalista, a diferencia del PSE de López.
    Si a mí me tildan de extrema derecha, de nacionalista español y demás (algún día también me acusarán de comerme crudos a los niños catalanes), los mismos epítetos tendrían qe aplicarse a López por los nacionalistas excluyentes catalanes, digo.
    No llevo la cuenta de las veces que he reclamado que el sistema educativo catalán sea trilingüe a partes iguales por aquello de la excelencia de cara a competir en una economía globalizada.

  42. maty says:

    lavozdebarcelona.com Partidos y entidades se concentrarán en Arenys contra las multas lingüísticas
    -> No multas lingüísticas Nota de Prensa 28.01.2010
    -> -> El Manifiesto de Arenys. MANIFIESTO POR UNA CATALUÑA EN LIBERTAD

    El Manifiesto de Arenys
    MANIFIESTO POR UNA CATALUÑA EN LIBERTAD
    ¡NO A LAS MULTAS LINGÜISTICAS!

    Hoy, a diario, en Cataluña, mediante la sanción y la coacción, se está imponiendo un régimen lingüístico homogéneo incompatible con el derecho de los catalanes a utilizar cualquiera de las dos lenguas oficiales. Hoy, a diario, en Cataluña, se niega la condición de ciudadanos catalanes de pleno derecho a aquellos que opten libremente por utilizar la lengua castellana como lengua común en el espacio público. Grandes y pequeños establecimientos son obligados a destinar parte de su presupuesto a rotular obligatoriamente en catalán con la excusa de los derechos lingüísticos de los consumidores y usuarios.
    Hoy, en Cataluña, se condiciona la concesión de las licencias de apertura o el mantenimiento de los establecimientos privados a la rotulación obligatoria en catalán, ignorando la Constitución y los Tratados Internacionales firmados por España, también vinculantes para las instituciones catalanas que proclaman la libertad de expresión y la libertad de empresa.
    Hoy, en Cataluña, un gobierno sectario está sancionando a quien no disponga de las cantidades necesarias para cumplir esta imposición o a quien anteponga la libertad de expresión y de empresa. La excusa de los derechos lingüísticos de los consumidores es utilizada por el Gobierno de Cataluña con el objetivo de uniformizar el paisaje comercial en sólo una de las dos lenguas oficiales y para ello no duda en multar y utilizar todos los medios coercitivos a su alcance. La falta de libertad para utilizar cualquiera de las lenguas oficiales en los documentos y señalizaciones de los establecimientos privados no tiene parangón en ninguno de los ordenamientos jurídicos de otros territorios con pluralidad lingüística. Los intolerantes intentan confundir a la opinión pública ocultándose tras la coartada de los derechos de los consumidores para así imponer la disciplina en un sector de naturaleza privada, en el que no debiera caber la ingerencia del poder público. Las personas que apoyamos este manifiesto defendemos el bilingüismo en las instituciones públicas, pero declaramos que la lengua de interlocución entre empresarios y clientes debe ser definida libremente por estos sin imposiciones por parte de las administraciones. Empresarios y comerciantes que nunca han tenido problemas con sus clientes o proveedores por la lengua en que rotulan o se relacionan no merecen ser sancionados por este hecho, agravado por la actuación de un Gobierno que de forma arbitraria y despótica condiciona el futuro de esos negocios a través de delatores anónimos subvencionados por él mismo, y que ordena a los inspectores de consumo priorizar la policía lingüística mientras se despreocupa de cuestiones como los horarios comerciales o las garantías sanitarias. Lamentablemente, este Gobierno vuelca su esfuerzo inspector en hacer cumplir instrucciones propias de una administración enferma de totalitarismo. Con sus acciones injustas, el gobierno nacionalista presidido por el PSC se reduce a sí mismo a una mera caricatura, y se dibuja como un gobierno inflexible y ridículo, que se ceba con los débiles imponiendo multas a titulares de carpinterías, zapaterías, agentes inmobiliarios, a los que asedia y obliga a cambiar los rótulos, las cartas de los restaurantes, los modelos de contratos, las facturas. Un gobierno que fomenta la delación y prepara el campo para los enfrentamientos lingüísticos que, inevitablemente, llegarán a la sociedad catalana, no puede ser un buen Gobierno. Es por todo ello imprescindible expresar nuestra solidaridad con todas las personas que reciben la visita de los representantes de la Agencia Catalana de Consumo en cumplimiento de las órdenes de los tiranos lingüísticos. La obligación de usar una lengua no se debe imponer en las relaciones jurídico-privadas, especialmente cuando este deber sólo se contempla respecto a una de las lenguas oficiales en toda Cataluña. En el año 1998, con motivo de la aprobación de la Ley de Política Lingüística, el Defensor del Pueblo manifestó : “Resulta desproporcionado un uso obligatorio y general de la lengua catalana en toda la señalización, los carteles de información de carácter fijo y los documentos de oferta de servicios, sin permitir que el titular del establecimiento o empresa pueda decidir en cada caso lo que resulta más oportuno, cara a satisfacer del mejor modo las preferencias de su clientela.”
    Lejos de la prudencia proclamada por el Defensor del Pueblo, el Gobierno de Cataluña ha ideado un régimen sancionador inexorable que aplica con mano de hierro y ha incrementado las campañas contra los empresarios catalanes. Atrapado en su propia dinámica represiva ahora pretende que el Parlamento apruebe el Código de Consumo de Cataluña que otorgará al Gobierno competencias para cerrar temporalmente los establecimientos privados e imponer multas de hasta 10.000 euros por infracciones leves o de hasta 100.000 euros por infracciones graves si considera que la negativa a rotular en catalán es deliberada. De aprobarse el nuevo Código y amparados en el deber de disponibilidad lingüística, podrán sancionar también a todos aquellos establecimientos que no puedan garantizar la atención oral y por escrito en la lengua que escoja el cliente, con lo que miles de trabajadores que atienden al público pueden ver condicionada su estabilidad laboral por esa decisión.
    El propio Gobierno de Cataluña y las entidades que le dan apoyo están dinamitando la convivencia ejemplar del pueblo catalán mediante la implantación de un régimen alimentado por el temor, la desconfianza y el enfrentamiento. Es hora de abandonar las medidas punitivas y procurar que los ciudadanos, voluntariamente, fomenten de forma razonable el libre uso de los idiomas oficiales en Cataluña.
    Por ello, exigimos:
    * Que las Administraciones Públicas garanticen la libertad de elección lingüística en las relaciones privadas entre clientes y establecimientos abiertos al público.
    * Que el Gobierno de Cataluña derogue la normativa que regula supuestos derechos lingüísticos, suprimiendo este tipo de requisitos contrarios al principio de libertad de empresa en las relaciones de consumo, y que abandone el régimen sancionador en esta materia.
    * Que la Agencia Catalana de Consumo archive todos los procesos sancionadores abiertos contra ciudadanos y empresas por motivos lingüísticos.

  43. maty says:

    lavozdebarcelona.com / Blog Mario Vargas Llosa gana el premio que le faltaba, el Nobel de Literatura Daniel Tercero

    El escritor peruano Mario Vargas Llosa ha sido galardonado este jueves con el Premio Nobel de Literatura. Este año Vargas Llosa no entraba en la lista de los favoritos pero, finalmente, la fundación Nobel ha decidido que el excelente escritor hispanohablante se sume a la lista de premiados en lengua española ‘por su cartografía de las estructuras del poder y sus afiladas imágenes de la resistencia, rebelión y derrota del individuo’

  44. maty says:

    Una temporada Vargas Llosa, entre nubes tóxicas

    ¡No se me ocurre ninguna objeción contra el premio Nobel concedido a Mario Vargas Llosa…!
    -Es un gran escritor.
    -Escribe cosas de una sensatez abrumadora sobre las Américas…
    Quizá,
    -No ha vuelto a escribir una novela ambiciosa como Conversaciones en la catedral.
    -Lleva años escribiendo muy buenos libros sobre grandes temas, Victor Hugo, Flora Tristan, Onetti… pero sus novelas, desde hace años, se dejan arrastrar por el terreno ¿trillado? de una cierta medianía de muy buen tono…

  45. maty says:

    Mi Siglo Vargas Llosa, escritor

    “El proceso de la creación narrativa – señaló Vargas Llosa enLa verdad de las mentiras” – es la transformación del “demonio” en “tema“, el proceso mediante el cual unos contenidos subjetivos se convierten, gracias al lenguaje, en elementos objetivos, la mudanza de la experiencia individual en experiencia universal”..

  46. maty says:

    lavozdebarcelona.com Recurren el decreto que obliga a los directores de los colegios a garantizar que el catalán sea la lengua vehicular

    La asociación Impulso Ciudadano, presidida por el diputado autonómico José Domingo, ha interpuesto este viernes un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de la dirección de los centros educativos públicos y del personal directivo profesional docente por obligar a estos a ‘garantizar que el catalán sea la lengua vehicular de la educación, administrativa y de comunicación’.
    El recurso se basa en la reciente sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que establece que ‘el catalán debe ser, por tanto, lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza, pero no la única que goce de tal condición, predicable con igual título del castellano en tanto que lengua asimismo oficial en Cataluña’, e insiste en que ‘desde ahora hemos de dejar sentado en nuestra argumentación que, como principio, el castellano no puede dejar de ser también lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza

  47. maty says:

    lavozdebarcelona.com El Supremo insta ‘a adoptar cuantas medidas sean precisas’ para ‘reintroducir’ el bilingüismo escolar

    El Tribunal Supremo ha hecho públicas tres sentenciasno dos, como se había avanzado este martes– por las que estima los recursos de los padres de alumnos de varias escuelas catalanas que reclamaban ‘que el castellano sea reintroducido como lengua vehicular de forma proporcional y equitativa en relación al catalán en todos los cursos del ciclo de enseñanza obligatoria, y para que todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación, tanto oral como escrita, que le sean dirigidas por el centro escolar lo sean en castellano’.
    Los autos declaran ‘el derecho del recurrente a que el castellano se utilice también como lengua vehicular en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma de Cataluña, y en consecuencia y para ello la Generalidad deberá adoptar cuantas medidas sean precisas para adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional que considera también al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña junto con el catalán, y de igual modo declaramos el derecho del recurrente a que todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación, tanto oral como escrita, que le sean dirigidas por el centro escolar lo sean también en castellano’, y no ‘siempre que así lo solicite’

    Incumplirán esta sentencia como antaño con otras del Tribunal Superior de Cataluña. Y la Fiscalía General del Estado no encausará a los responsables públicos por incumplir las sentencias, convirtiéndose en cómplices de los nacionalistas excluyentes catalanes.
    Si hasta el PSOE de Zapatero votó un texto estatutario a sabiendas de sus inconstitucionalidad ¿qué podemos esperar de unos fiscales subordinados al gobierno?
    En fin, pasito a pasito llegará el día en que los nacionalistas excluyentes catalanes sean señalados públicamente por no respetar las reglas democráticas fijadas en la Constitución Española, aprobada por el 90% de los españoles y catalanes que ejercieron su voto.

"Age quod agis et bene agis" - Hagas lo que hagas, hazlo bien

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s