La no corrupción en el oasis catalán: un espejo de la sociedad

En el oasis catalán casi siempre sucede lo mismo: los casos de presunta corrupción terminan diluyéndose, con la habitual complacencia de la fiscalía de turno. La lista es interminable.

Y los medios suelen informar tarde y mal, caso del Diari de Tarragona, cómplices con el sector de la partitocracia catalana a la que deben obediencia.

En unos días, elecciones. Y la población seguirá votando mayoritariamente “a los suyos”, anteponiendo el sectarismo a cualquier otro principio o valor “sólido”, tal es la corrupción moral/ética reinante en la sociedad tarraconense, catalana y española.

 

EL CONFIDENCIAL Un fiscal ajeno al caso da carpetazo a la denuncia de irregulares en el servicio de salud de Tarragona, por Ana Victoria Suárez

Xavier Jou i Miravent, Fiscal en cap de Tarragona 14.05.2007La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Tarragona determinó la semana pasada archivar la denuncia de subcontrataciones irregulares por parte de altos cargos del Servicio de Salud catalán, de la que se hizo eco este diario (ver noticia). Sin embargo, según funcionarios conocedores del proceso, la decisión no ha venido de la fiscal que en un principio iba a hacerse cargo del caso. El mismo fiscal jefe de dicho tribunal, Xavier Jou, ha sido quien ha dado el carpetazo.

“La denuncia fue presentada ante una fiscal que estimó que a priori existían indicios de delito, pero luego el caso pasó a Jou”, argumentan las mencionadas fuentes.

 

Asimismo, pese a archivar el caso por la vía penal, el auto de la Fiscalía deja la puerta abierta a continuar por la vía administrativa. Pero el sindicato denunciante, CCOO, no va a continuar con la denuncia. Según explica a El Confidencial el secretario general de la Federación de Salud de este sindicato, Jaime Prost, “tuvimos conocimientos de unos hechos, los denunciamos, pero no hay ninguna intención de perseguir a nadie”. Ante esta rendición, Prost ha negado tajantemente que hayan recibido presiones, algo que no creen en el gremio de la salud tarraconense.

El mayor agravio formal ha sido, según miembros del sindicato, que la notificación de desestimación de la denuncia les ha llegado a ellos tres días más tarde de que la prensa local lo anunciara. El documento, al que ha tenido acceso este diario, tiene fecha de salida el día 7 de mayo de 2007 y esa misma mañana los medios tarraconenses airearon la información. A la parte interesada le llegó el 10 de mayo a las 10 de la mañana.

 

Previamente a la resolución de Xavier Jou, uno de los presuntamente implicados en la trama, Jordi Grifoll i Llorens, envió un correo electrónico a todos los miembros del Institut Catalá de la Salut exponiendo que tenía a disposición de cualquiera las explicaciones o documentación que fuera necesaria. Grifoll i Llorens es coordinador informático de Atención Primaria y dueño de la empresa privada de servicios informáticos Critics contratada por el Hospital público Joan XXIII. Paradójicamente, en el e-mail mencionado, hace alusión a las “calumnias” vertidas por la prensa “sobre su persona y sobre su empresa”, admitiendo así su relación con Critics.

 

Cae la cabeza de GiPSS

El que no se ha librado de la quema ha sido el gerente de la empresa pública Gestió i Prestació de Serveis de Salut (GiPSS), Lluís Bachs Cases, implicado en la denuncia desestimada por la Fiscalía y otra que sí sigue adelante por sus malas prácticas en el ejercicio de su cargo. Bachs Cases tiene en su haber varias sanciones por inspecciones de trabajo y está denunciado por nombrar a dedo a trabajadores y eludir sus responsabilidades en los problemas de higiene y seguridad laboral.

Oficialmente, Bachs Cases ha pedido un permiso de excedencia mientras que duran las investigaciones judiciales por la querella interpuesta por el Sindicat Agrupació de Metges i Infermeres de Catalunya. Mientras tanto, varios funcionarios del Servei de la Salut en Tarragona manifestaron a este diario su alivio ya que todos los días se levantan preguntándose: “¿Contra quién vamos a tener que trabajar hoy?”.

Acerca de maty
Nauscopio Scipiorum

9 Responses to La no corrupción en el oasis catalán: un espejo de la sociedad

  1. Anécdotas del OASIS CATALÁN…
    SERÉIS COMO DIOSES
    Vida y Andanzas de Luis Pascual Estevill
    Biografía escrita por Oriol Malló
    Rafael del Barco Carreras
    El ¡ALGO HARÍA!, uno de los grandes pilares de la CORRUPCION JUDICIAL, y de la aceptación popular de esa corrupción. Lo leo en Internet, referido a mí. Una expresión que hasta hace poco justificaba los asesinatos de la ETA.
    Ese “algo haría” alimentó el negocio del Juez Pascual Estevill y el de todos los corruptos y mafiosos oficiales chupando de “ilegalidades” ajenas, cuando no son ellos los capos directos, tan repetido por las “policías” en el narcotráfico y la prostitución. En la biografía al dictado, casi la hagiografía de un santo, escrita por el periodista (acusado de pertenecer a TERRA LLIURE) Oriol Malló, encandilado por la demagogia progre del juez azote de la burguesía, o pagado por un libro que huele a podrido (en Barcelona ideas y dinero andan muy revueltos), editado por Editorial Espasa Calpe en 2001, en plena eterna “instrucción” o “destrucción” del sumario, el argumento justificativo de las decisiones del juez se basa en la culpabilidad de sus “víctimas”. Doble vertiente, la justificación, que alcanza el absurdo de afirmar que ingresaron 25.000.000 de pesetas en su cuenta suiza sin su conocimiento para acusarle, y un aviso disuasorio a los pocos que mantenían las acusaciones. Y que conste que en cuanto a mí, el libro, aun ateniéndose a los inventados tópicos de las hemerotecas, me concede el alivio de “pardillo” relatando tal cual mi escasa participación en el caso Consorcio, una concesión a mis varias conversaciones y un montón de inútil documentación (en principio el libro debía ser de denuncia). ¡Menudos dioses nos hemos creado!, y ese amoral dios menor antes de entrar en el Olimpo de los dioses mayores fue mi abogado.
    Me preguntan porqué no hay “venganzas” al estilo de otros países. Asesinatos de jueces, fiscales o abogados. Les contesto que en mi caso, ni soy un mafioso, ni mucho menos asesino, y que las víctimas, incluso delincuentes profesionales, son infinitamente más débiles que sus verdugos y explotadores. La eterna dictadura funcionarial española ha conllevado su encastillamiento sin fisuras, aunque en los últimos años la gran capacidad financiera del narcotráfico y blanqueo altere su consolidación histórica, y las propias luchas de los corruptos por el PODER les debiliten. Pero abundantes abogados ya han sufrido la en aumento violencia por sus evidentes enredos mafiosos, y sus “oficiales socios” multiplican los guardaespaldas y medidas de seguridad.
    Otro de los robustos pilares de la GRAN CORRUPCION, la propia Prensa, que aun pareciendo más libre que en tiempos de Franco, ha enredado más que divulgado (en particular la de Barcelona). Y si en cuanto a la Tele (la Única) no existía la COCAÍNA ni el hachís o la heroína, o solo referidos a un inframundo marginal, hasta evidencias de celebridades desquiciadas, y el clamor mundial por país abastecedor de EUROPA (VARIOS BILLONES DE PESETAS ANUALES), y el de más consumo, en cuanto a la GRAN CORRUPCIÓN, como plaga y sistema mafioso español, simplemente NO EXISTE. “CASOS AISLADOS” según los ex fiscales jefes vitalicios barceloneses, Mena y Villarejo, o los políticos acusando a sus oponentes de “contubernios contra la Democracia”.
    Y cada día las noticias alimentan no ya las sospechas de que la GRAN CORRUPCION engorda filas, el PODER CORROMPE, ver http://www.lagrancorrupción.com, con la paradoja que los pocos corruptos pillados por rebasar más allá de toda exageración los límites de su PODER, se trasforman en víctimas para minimizar o anular sus sumarios, librando a familiares, rebajando años de sentencia u obteniendo terceros grados, donde además de dinero entra en juego cierta solidaridad mafiosa o la presión del chantaje entre corruptos, pues en contra de la generalizada idea de la impermeabilidad de la “siciliana”, “calabresa” o el “grand bandidisme” francés, el modelo español es flexible e individualista, sin juramentos ideológicos ni de sangre, en definitiva solo les unen unas circunstancias aportando DINERO Y PODER.

  2. IV. LA MODELO. 1992
    El patio de Geriatría en pleno
    OASIS CATALÁN.
    Rafael del Barco Carreras
    Entre las horas de escaso trabajo en el economato de la Séptima, y la tranquilidad de mi nueva celda en la planta baja de la Primera, de nuevo me entretendría escribiendo. Materia no me faltaba. Al callado peruano de la paliza la noche de la desaparición de una chispa de “chocolate”, al moribundo Silvestre, y mi compañero en el economato de la Cuarta que caería por trapichear, le sucedían un viejo conocido de los 80 condenado por comisionista en la tragedia del aceite de colza (el primer macrojuicio de la Democracia con tantas dudas como culpables), un narco socio del alcalde de Torrellas, y Pujadas, otra historia de cárcel, ruina, depredación y extorsión fabricada por el juez Estevill y su banda, a la que se añadirían los obreros de su empresa, primero intercediendo por su empresario, y cuando la empresa se hundió pidiendo el cumplimiento de la condena en suspenso. Inmejorable. Además la planta baja de la Primera se completaba con los cocineros, destinos en “obras”, y unas celdas con travestis. Un magnífico palco con tragicomedia incluida, aquellas celdas sustituían la “casa de putas” de la Martirio en la vieja lavandería de los 80. 2.000 pesetas un completo, con rebajas y sin condones, puesto que se presumía que el SIDA era común.
    Aun dentro de los mismos muros, el pequeño patio de la Séptima, galería de gente con permisos y terceros grados, el geriátrico con veinte individuos, la panadería y lavandería, otro mundo, más reducido que en el 80 puesto que construyeron el comedor de la Primera, una lavandería nueva, y la estancia para los ancianos. De batallar con largas colas de compradores golpeando los cristales, y amenazando, a departir con los “clientes” y hasta prepararme la comida con un simple e ingenioso sistema, de hornillo una lata agujereada y el combustible una barra de desodorante por sesión. Y por si fuera poco, vino para las comidas, con mesura, porque el funcionario suministrador me cobraba cinco mil pesetas por lo que valía no más de doscientas. El precio tenía lógica, la botella ocupaba un espacio en su bolsa mucho más rentable con hachís e inmensamente más con la apreciadísima heroína. El clamor era tan general que para evitar escándalos le trasladaron de cárcel.
    Tras parar los pies al viejo energúmeno que disparara a bocajarro a su mujer con la escopeta de caza por servirle siempre macarrones, y mi café nunca a su gusto, o escuchar a diario las desgracias del “monstruo”, así le llamaban, porque en su intento de suicidio, tras acabar con su amante por cuernos, se voló media cara, pasaba a conectar con Planasdemunt, Forcadell, y un casi nonagenario, con la mente perdida. No sé nada, estoy jubilado desde hace muchos años, repetía. Pascual no se detenía ante nada, y si a los del Banco Central les amenazaba con su Presidente Escámez o el propio cuñado del Rey, a Bertran de Caralt con sus viejos hombres de confianza. ¡Y ese monstruo me había defendido!. Forcadell, empresario triunfador hecho a si mismo, se mostraba locuaz, incluso contando las guerras con su mujer, hija y yerno, que le obligaron a dividir sus despachos en el gran edificio “Fincas Forcadell” de la plaza Universidad, y hasta las escaleras de entrada para no cruzarse. Sin embargo con Planasdemunt, el financiero político, ex “consellé” y director del Institut de Finances de la Generalitat, frases vacías. Los dos murieron, del corazón creo, al poco de conseguir su liberación, pagando. Supongo que es más duro aguantar la presión del extorsionador que la prisión en si misma. A Planasdemunt continuas visitas “especiales” le sumían más en su estado de depresiva intromisión. Y a pesar de la fama de Pascual Estevill, no solo nadie actuaba, sino que le ascenderían. Y “lo sabía toda Barcelona”, todo el “Oasis Catalán”.
    Pero la información se hallaba más en la planta baja de la Primera Galería, donde entraban y salían con inusitada rapidez los “clientes” del Juez Pascual, si pagaban. Sin embargo para algunos, discutiendo el precio de la libertad, los días se alargaban, o sea, que la lengua y los nervios se les soltaban con facilidad. Para Pujadas, mi compañero de celda, lo que antes de entrar fuera un simple tema civil, con suspensión de pagos, acabaría en la cárcel y condenado. Otros, de testigos en causas de otros juzgados, se convirtieron en presas por la simple sustitución del juez titular en vacaciones. Un ejemplo, su viejo conocido Marugán, un enemigo de los tiempos en que el juez ejerciendo de abogado aplicaba su personalidad y total falta de escrúpulos a robar a sus empleadores o clientes. Marugán, el hombre que no le perdonaría, y que acabó con él. Sus historias coincidían con las mías, empresas, obreros, familia, y la conciencia de ser víctimas de la peor de las ETAS, el corrupto mundo oficial, aunque alguno agradecía, imbuido por su abogado, haber topado con un juez corrupto porque de lo contrario “la cosa pintaba muy mal”. Una versión del Síndrome de Estocolmo, me decía a mi mismo. No aplicaría a Pascual la falta de información que le atribuía a la ETA de Koldo sobre sus arruinados secuestrados, pues el Juez en varios casos me demostraría tener la información directamente del abogado del extorsionado, cuando no actuaban asociados. “Tot controlat, el juzge es amic meu”, decía Piqué Vidal. A alguno no le agradaba mi terrible versión, preferían mentirse y alimentar esperanzas. Varios pagarían la libertad con fianza más la extorsión (en definitiva, las generalizadas minutas en negro tienen difícil catalogación e incontrolable reparto), y después ingresarían de nuevo al ser condenados, los Esteve Corvella, Bassols, Pujadas, etc.
    Un dilema lo de Planasdemunt, ¿porqué Piqué Vidal a través de Pascual Estevill embestía contra un hombre de Pujol, su Jefe o Capo?. Las varias teorías publicadas son parte de la desinformación propia de la prensa barcelonesa tanto pujolista como progresista. El periodista Félix Martínez en su libro “El Club de los Mentirosos” cuenta que a través de unas entrevistas y cartas de Bassols con su hija Anna se probaba la del “incendio controlado”. Dudo de incendios controlados y más del fantástico libro el “Club de los Mentirosos”, inventándose escenas en las que dice participó. Simples “negocios” de desalmados. Lo del “incendio”, otra fantasía como cuando me cita por el caso Consorcio y atribuye a Pascual una depresión profesional por haber perdido en juicio mi caso, donde no me defendió, y antes del despido ganó dinero y “amigos”.
    Con los panaderos la relación se ampliaba contándoles la fuga por túnel del 82, o encargando pizzas y empanadas. Una excelente relación, excluido un reconocido chivato, asesino por encargo de otro detenido en geriatría que no se retenía en insultarlo, pues nunca pretendió que matara a su deudor, solo que le asustara. Y un equipo ciclista colombiano, que llenó la estructura metálica de sus vicis con cocaína, imprimían juventud y alegría al sombrío patio. Aprendí las mil ingeniosas maneras de comprar algún kilo en Colombia y multiplicarlo por 30 o 40 a la llegada a España. Traficantes, desesperados, aventureros, o simples mulas, se lanzaban a diario a la plaza, y si no hay estadísticas de los que consiguen su objetivo, si de los decenas de miles, con los años centenares de miles que acaban en prisión. He de advertir a maliciosos que nunca he estado en Sudamérica, y lo digo, porque a uno de mis críticos con el nombre falso de Tito Diagonal, solo se le ocurre acusarme de drogadicto por contar “las cosas de la cárcel” y de la “corrupción”. Pues no, lo repito para los “de buena fe” porque los “corruptos” lo saben de sobra, ni Sida ni ninguna enfermedad, y ajeno total a cualquier droga. Demostrable.
    Mis inquietudes no se reducían a los escandalosos casos del Juez Pascual Estevill. Me cayó fatal el ingreso de un condenado a seis años por una urbanización de las que El Periódico me acusaba en 1980. De Fogás de Tordera y cercana con la que me involucraban “Zona Rústica San LLop”. Al poco Francés Jufresa me informaría que la Audiencia de Gerona requirió al Juzgado de Caldas el levantamiento del archivo de la causa donde entre otros figuraba yo; habían pasado quince años de las denuncias. Can Fornaca de Riudarenas. Pero el mundo interior con la remodelación de prioridades hace encoger los hombros ante situaciones del “exterior” que ni de lejos se pueden controlar. Que desde la enfermería el moribundo Silvestre, o Miguel, el viejo gitano compañero en los 80, pidieran tabaco gratis, superaba la peligrosidad de cualquier “urbanización”. Antes de morir algunos paquetes les enviaría. Lo malo sus mensajeros pretendiendo fumar gratis.
    Otro peligro, los lunes, y en el patio los de permiso “final de semana” de la Séptima. El intenso trapicheo de droga convertía en muy tenso el ambiente. Un método tradicional, al parecer propiciado por mi antecesor, convertía la ventanilla y su pequeña cola por los cafés y desayunos en una lonja. Hasta que Don Antonio se propuso acabar con el tráfico escondiéndose a mi lado. Un delicado día que pude perder el excelente “destino” al negarme. Seguro que alguien caería, pero más seguro que me pincharan. Don Jesús, mi jefe aparecido a mi ruego, sugirió al funcionario con amplio y conflictivo historial, con denuncias por torturas, que se sentara junto a la ventanilla en disuasivo aviso. Para mi tranquilidad Don Antonio entendió mi posición y me lleve bien con él, o mejor, él conmigo. Ni siquiera temí por mi vaso de vino en las comidas.
    Recuerdo que mi nula experiencia culinaria se superó con los programas televisivos de Arguiñano. Los huevos fritos, uno de mis platos favoritos, con las puntillas que mi mujer tan bien bordaba, los conseguí por las simples explicaciones del ahora célebre cocinero. Mucho aceite, y muy caliente. El inconveniente, una barra de desodorante no producía suficientes calorías, y con dos, los huevos salían más caros que el vino. En el pequeño espacio, cerrada la ventanilla, la privacidad era absoluta. Televisión, los huevos fritos, o cualquier producto comprado a los cocineros o del propio economato, y “qui dias pasa anys empeny”. No era el cielo, pero en muy peores garitas había hecho guardia.
    La prensa me traía las muchas noticias generadas por De la Rosa – Pascual Estevill, y al contrario que en el 80, y por suerte, ni citarme. Silencio absoluto sobre quien se cebaron diez años antes. De la Rosa, en entredicho, pero defendiéndole ante los aviesos kuwaitíes, que además de robados tenían la culpa de la quiebra del Grupo KIO en España. Pascual, alabado por el progresismo. Y noticias de las que nadie lee, la muerte de mi socio Parés, y la quiebra de mi compañero en los 80, Fernando Serena. Además a diario saltaban “escándalos socialistas” o pujolistas. Definitivamente los 80, no existieron, pero si en cuanto a mi no los citarían, la jueza de Sabadell, no concedería la soñada fianza por antecedentes e historial delictivo, decía. Un año y medio preventivo, juzgado y condenado a siete años por falsificación y estafa. Mi estancia en La Modelo se terminaba, en Madrid me esperaba otro juicio por los mismos delitos. Seis años, pero en libertad con fianza desde 1986, recurriría al Supremo. Un complicado futuro, y preparando mi primera novela denuncia contra los muy triunfantes Piqué, Pascual y Pujol.

  3. Perdón por insistir…y gracias por insertar mis escritos…
    II. EL OASIS CATALÁN
    Marbella, ESTEPONA, Coslada, etc. etc.
    Rafael del Barco Carreras
    ¿Alguien imagina, en 1992 en plenas Olimpíadas, la Policía Nacional o la Guardia Civil entrando y acordonando la Generalitat y los bufetes Piqué Vidal, Jiménez de Parga, Pascual Estevill, Folchi, Pérez de Hinojosa, y varios más, por CORRUPCIÓN GENERALIZADA, y detenidos un total de no menos de TRESCIENTOS ABOGADOS más los “técnicos” y “funcionarios públicos” correspondientes (las propias oficinas de Javier de la Rosa Martí pasados unos años si fueron ocupadas manu militari por orden de la Audiencia Nacional), y al propio President Jordi Pujol, con decenas al estilo de Antonio de la Rosa Martí, cobrando por “trabajos” de los que nadie sabía, presumiblemente ilegales (Chirac procesado por lo mismo), y al igual que en Irlanda del Norte por terrorismo suspender la Autonomía?. O más inimaginable la del propio Presidente del COI Juan Antonio Samaranch Torelló y sus hijos presentes en los consejos de administración y operaciones de Javier de la Rosa.
    Impensable que en Barcelona sucediera como en Marbella, 97 detenidos, Estepona 23, Coslada 12, la Operación Guateque en el Ayuntamiento de Madrid, etc. etc. y sin embargo las cifras de CORRUPCIÓN, ver http://www.lagrancorrupcion.com, multiplican tanto las de todas las corrupciones citadas y hasta ahora descubiertas y detenidas en toda España que debieron desaparecer los DISCOS informáticos de la Delegación de Hacienda, años después los Expedientes de la Sección Jurídica de la Generalitat, y lo poco que acabara en la FISCALÍA Y AUDIENCIA demorarse un mínimo de diez años por caso vaciando al máximo su contenido.
    Pero aquello no ha terminado, sus secuelas o su continuación nos sorprenden a diario… y el 3% o el 20% hunden el Carmelo, la obsoleta FECSA se incendia, Aguas crea el más luminoso de los edificios imaginables y ninguna infraestructura, el sospechoso FORUM y Diagonal Mar, o el descalabro de Inmobiliaria Colonial (hasta hace poco presidida por Samarach), Habitat (de los Figueras de toda la vida), el engrudo del GRUPO ZETA (gran encubridor), y más, sin que Dubai ni nadie invierta en Cataluña (a la larga escaldar y robar a los kuwaitíes no saldría gratis), y etc. etc… y las detenciones de mafiosos rusos, ucranianos, sudamericanos, turcos, yugoslavos, chinos o pakistaníes, evidencian las macrocifras y perfecta organización a nivel mundial del blanqueo y narcotráfico barcelonés…

  4. maty says:

    DanielTercero.net La corrupción no acaba con el político

    La corrupción económica nunca ha sido penalizada en unas urnas, al menos en España. El llamado caso Juan Guerra no sirvió para que el PSOE andaluz dejara la Junta de Andalucía -ahí siguen- y menos aún para que el clan de la tortilla se fuera de la Moncloa. Tampoco fueron decisivos para el PSOE el caso Filesa o el caso Roldán por poner algunos ejemplos.
    En Cataluña, sin ir más lejos, Banca Catalana se convirtió en el mejor escaparate político de Jordi Pujol y, desde entonces, este remoto enclave del Mediterráneo se configuró asimismo inmune a la corruptela envuelta en la señera. Es decir, la ciudadanía se ha adaptado (y con gusto) a pagar un sobrecoste de un 3% por cada transacción económica que realiza.
    El caso Gürtel salpica ahora al PP. Ya se verá si esta trama castiga a Camps en las elecciones autonómicas de 2011 pero lo que sí podemos asegurar de momento es que las encuestas dicen todo lo contrario…

  5. maty says:

    EUROPA PRESS Detenidos el alcalde de Santa Coloma y dos ex altos cargos del Gobierno de Jordi Pujol

    El ex secretario general de Presidencia de la Generalitat Lluís Prenafeta y el ex conseller Macià Alavedra, ex altos cargos del Gobierno de CiU que presidió Jordi Pujol, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.
    Sus detenciones se producen en el marco de una operación anticorrupción ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.
    También fueron detenidos hoy mismo el alcalde de Santa Coloma de Gramenet, el socialista Bartomeu Muñol, y el concejal de Urbanismo, Manuel Dobarco.
    Según fuentes jurídicas, se trata de una investigación iniciada en 2007 por el titular del Juzgado Central de Instrucción numero 5 de la Audiencia Nacional, aunque guarda relación con otra investigación incoada en 2005. Las actuaciones se encuentran secretas, añadieron estas fuentes, que además desvincularon la operación de este martes con las llevadas a cabo en este mismo Juzgado contra la mafia rusa (‘Troika’ y ‘Avispa’).
    Bartomeu Muñoz (Santa Coloma de Gramenet, 1957) es alcalde desde 2002, cuando Manuela de Madre dejó el cargo por motivos de salud. Fue concejal sin cartera desde la segunda legislatura, en 1983. Su padre, Blas Muñoz, también fue alcalde durante la transición democrática en la ciudad.
    Diversos despachos de los ayuntamientos de Badalona, Santa Coloma de Gramenet y Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) están siendo registrados por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por presuntos delitos urbanísticos.

    Parece que la conocida corrupción de CiU en Tarragona sigue siendo inexistente para la justicia…

"Age quod agis et bene agis" - Hagas lo que hagas, hazlo bien

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: