23 de abril, Sant Jordi 2007

De mi poeta predilecto, estos versos para tí, lector impenitente de ésta, tu bitácora.

 

¡Sí, todo con exceso:
la luz, la vida, el mar!

Plural todo, plural,
luces, vidas y mares.
A subir, a ascender
de docenas a cientos,
de cientos a millar,
en una jubilosa
repetición sin fin,
de tu amor, unidad.
Tablas, plumas y máquinas,
todo a multiplicar,
caricia por caricia,
abrazo por volcán.
Hay que cansar los números.
Que cuenten sin parar,
que se embriaguen contando,
y que no sepan ya
cuál de ellos será el último:
¡qué vivir sin final!
Que un gran tropel de ceros
asalte nuestras dichas
esbeltas, al pasar,
y las lleve a su cima.
Que se rompan las cifras,
sin poder calcular
ni el tiempo ni los besos.

Y al otro lado ya
de cómputos, de sinos,
entregamos a ciegas
—¡exceso, qué penúltimo!—
a un gran fondo azaroso
que irresistiblemente
está
cantándonos a gritos
fúlgidos de futuro:
«Eso no es nada, aún.
Buscaos bien, hay más.»

 

Pedro Salinas

LA VOZ A TI DEBIDA (1933), versos 702 a 739

– Pedro Salinas –

 

 

Historias relacionadas

 Sant Jordi, una rosa i un llibre

  1. Nauscopio Sant Jordi 2006. A mis M.
  2. Antiguo Nauscopio Sant Jordi 2005 (23 de abril). Lectura y música
  3. Antiguo Nauscopio Sueños de semilla, Sant Jordi 2004
  4. -> músicas de fondo: my way | somewhere over the rainbow | bohemian rhapsody | under presure
Anuncios

Acerca de maty
Nauscopio Scipiorum

3 Responses to 23 de abril, Sant Jordi 2007

  1. Montse says:

    ¡También es mi poeta favorito!

  2. maty says:

    Mientras haya
    alguna ventana abierta,
    ojos que vuelven del sueño,
    otra mañana que empieza.
    Mar con olas trajineras
    —mientras haya—
    trajinantes de alegrías,
    llevándolas y trayéndolas.
    Lino para la hilandera,
    árboles que se aventuren,
    —mientras haya—
    y viento para la vela.
    Jazmín, clavel, azucena,
    donde están, y donde no
    en los nombres que los mientan.
    Mientras haya
    sombras que la sombra niegan,
    pruebas de luz, de que es luz
    todo el mundo, menos ellas.
    Agua como se la quiera
    —mientras haya—
    voluble por el arroyo,
    fidelísima en la alberca.
    Tanta fronda en la sauceda,
    tanto pajaro en las ramas
    —mientras haya—
    tanto canto en la oropéndola.
    Un mediodía que acepta
    serenamente su sino
    que la tarde le revela.
    Mientras haya
    quien entienda la hoja seca,
    falsa elegía, preludio
    distante a la primavera.
    Colores que a sus ausencias
    —mientras haya—
    siguiendo a la luz se marchan
    y siguiéndola regresan.
    Diosas que pasan ligeras
    pero se dejan un alma
    —mientras haya—
    señaladas con sus huellas.
    Memoria que le convenza
    a esta tarde que se muere
    de que nunca estará muerta.
    Mientras haya
    trasluces en la tiniebla,
    claridades en secreto,
    noches que lo son apenas.
    Susurros de estrella a estrella
    —mientras haya—
    Casiopea que pregunta
    y Cisne que la contesta.
    Tantas palabras que esperan,
    invenciones, clareando
    —mientras haya—
    amanecer de poema.
    Mientras haya
    lo que hubo ayer, lo que hay hoy,
    lo que venga.
    CONFIANZA (1954), Confianza
    – Pedro Salinas –

  3. bonhamled says:

    Excelente Pedro Salinas.
    Excelente y peligroso, la poesía siempre es peligrosa como dinamita y llama pero al riesgo de explosión se le suele llamar vida – ya sea amor, duelo, ira, deseo…-.
    bonhamled

"Age quod agis et bene agis" - Hagas lo que hagas, hazlo bien

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s